Vivir

Tesoros de cuatro sitios de Osa son ahora patrimonio mundial

Actualizado el 24 de junio de 2014 a las 12:00 am

Cuatro sitios arqueológicos ubicados en el cantón de Osa, Puntarenas, fueron incluidos en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Vivir

Tesoros de cuatro sitios de Osa son ahora patrimonio mundial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los pueblos indígenas que se desarrollaron en la zona sur de la actual Costa Rica antes de la llegada de los conquistadores españoles, dejaron un legado que trascendió las fronteras locales para convertirse en un bien cultural de la humanidad.

Por primera vez, Costa Rica inscribe sus tesoros culturales en la Lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Cuatro sitios arqueológicos en los que funcionaron asentamientos precolombinos forman parte de ese prestigioso listado, según se acordó en la 38ª Reunión del Comité de Patrimonio Mundial de Unesco, que se celebra en Doha, Catar.

Los sitios Finca 6, Batambal, Grijalba 2 y El Silencio –ubicados en el cantón de Osa, Puntarenas– resguardan vestigios del modo de vida de nuestros ancestros que forjaron sus sociedades amparados por la naturaleza.

Sitios arqueológicos costarricenses son patrimonio cultural mundial (René Valenzuela)

“Estos sitios son representativos de un tipo de organización social llamada cacicazgo y tienen elementos que nos permiten dibujar un panorama general de las ocupaciones precolombinas en el delta del Diquís”, explicó Francisco Corrales, arqueólogo del Museo Nacional, quien forma parte de la delegación costarricense en Doha.

El delta del Diquís es un extenso territorio bordeado por los ríos Térraba y Sierpe, y el espacio ideal para el florecimiento de esas sociedades. Si bien cada uno de estos sitios presenta sus propias características, tienen un elemento en común: las esferas de piedra.

Estas enigmáticas piezas de redondez perfecta, con tamaños que van desde unos pocos centímetros hasta los 2,5 metros de diámetro, son únicas en el mundo y exclusivas de esta región de Costa Rica.

Las esferas fueron fabricadas entre el 400 d. C. y 1.500 d. C.

Sus dimensiones, sus acabados, el alto nivel de especialización de los artesanos que las fabricaron y la dificultad que significó trasladarlas, refleja que son producto de sociedades altamente organizadas”, declaró Corrales.

El gobierno de la República anunció ayer que diseñará una estrategia para promover el desarrollo de esas comunidades a través del turismo cultural.

Las esferas de piedra precolombinas de Costa Rica, ubicadas en la zona sur del pais, donde tienen su origen y creadas por antepasados indigenas tendran una evaluacion en los proximos dias por parte de La UNESCO, en la que seran proclamadas como Patrimonio de la Humanidad junto a otros sitios en todo el mundo. Sitio Arqueologico Grijalba, era una antigua finca que se utilizaba para el cultivo hasta que descubrieron calzadas indigenas, lo que era una peque;a ciudad. Tambien hay una esfera en su lugar original. Palmar Norte. (Marcela Bertozzi)

El Silencio.

Ubicación: Palmar, Osa, Puntarenas.

Características: Aquí se encuentra la esfera más grande hasta ahora registrada: mide 2,57 metros de diámetro y tiene un peso aproximado de 20 toneladas. La fuente de materia prima para su fabricación, una cantera de piedra volcánica, se ubica a un kilómetro, lo que sugiere que la esfera fue trasladada hasta ahí. Su estado de deterioro es muy grave.

Particularidades: Por estar sola y alejada de los centros de población, los arqueólogos suponen que era una especie de objeto ritual.

Periodos de ocupación: 300 a.C.-800 d.C. y 800 d.C.-1500 d.C.

Servicios al público: Ninguno

Finca 6

Ubicación: Palmar, Osa, Puntarenas.

Características: Ahí funcionó una aldea precolombina de alto rango: tenía una plaza central, dos montículos grandes, una zona residencial y un área funeraria.

Particularidades: Este es el único lugar donde se pueden apreciar esferas con su alineación original, tal y como las colocaron nuestros antepasados precolombinos. Ahí se encuentran cinco esferas organizadas en dos alineamientos. Hay otras dos localizadas a cada lado de una rampa de piedra que conduce a un montículo. También hay una muestra de esferas fuera de contexto, de diferentes tamaños y acabados.

Periodos de ocupación: 300 a.C.-800 d.C. y 800 d.C.-1500 d.C.

Servicios al público: Centro de atención de visitantes y un pequeño museo. [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20140618_0009]]Vea sonoviso.[[END:INLINEREF]]

Batambal

Ubicación: Palmar, Osa, Puntarenas, poblado Caña Blanca.

Características: Es el sitio más pequeño, comprende dos hectáreas y alberga ocho estructuras construidas con piedras de río y cuatro esferas. Su ubicación estratégica en una loma, los objetos y fragmentos hallados y las características de las estructuras, sugieren que este fue un espacio privilegiado para festejos, ceremonias y otras actividades masivas.

Particularidades: Se restauró una estructura rectangular de 8 metros de largo y dos metros de ancho, diseñada para funcionar como una tumba, aunque, aparentemente, nunca se usó con ese fin.

Periodos de ocupación: 300 a.C.-800 d.C. y 800 d.C.-1500 d.C.

Servicios al público: Ninguno.

Grijalba 2

Ubicación: Puerto Cortés, Osa, Puntarenas.

Características: Se estima que ahí funcionó un cacicazgo que controlaba el área aledaña al río Balsar. Se han localizado 10 estructuras entre montículos con sus respectivos empedrados que están sobre la superficie; por lo tanto, se pueden observar fácilmente. También hay una esfera ubicada en la periferia, lejos del complejo principal.

infografia
  • Comparta este artículo
Vivir

Tesoros de cuatro sitios de Osa son ahora patrimonio mundial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota