Vivir

Ubicado en Cartago

Edificio Pirie celebra 30 años de ser reliquia cultural

Actualizado el 12 de mayo de 2016 a las 06:41 pm

Vivir

Edificio Pirie celebra 30 años de ser reliquia cultural

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La Casa de la Ciudad tiene su sede en inmueble popularmente con el edificio Pirie, con más de 100 años de historia. (José Cordero)

San José

Un edificio esquinero y centenario vigila la ciudad de Cartago desde sus 11 balcones. El inmueble que aloja a la Casa de la Ciudad,  popularmente conocido como Edificio Pirie, celebra este mes 30 años de haber sido declarado “reliquia de interés histórico cultural", pero su huella en la Vieja Metrópoli se remonta a hace más de un siglo.

Esa edificación fue la casa de varios personajes de la sociedad cartaginesa, entre ellos el doctor Alexander Pirie, quien también instaló su botica ahí.

Hoy sigue siendo una casa, pero sus inquilinos son las artes visuales, el teatro, la música, la danza y la literatura como parte de  un programa de extensión cultural de la Escuela de Cultura y Deporte del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR).

Para celebrar el trigésimo aniversario de la declaratoria, la Casa de la Ciudad organizó un programa de actividades culturales abiertas a todo público, este sábado 14 de mayo, entre ellas un encuentro con 11 pintores y un recorrido por edificios y sitios históricos del centro de Cartago.

Legendaria. El edificio Pirie ha formado parte de la historia cartaginesa desde finales del siglo XIX. "Se estima que fue construido entre 1860 y 1870 con una técnica conocida como calicanto que utiliza piedras y lleva un repello de cal y arena. Para la época era una técnica costosa, solo para personas de cierta condición económica. El primer propietario registrado fue el presbítero Fulgencio Bonilla Monge", declaró Giancarlo Protti encargado de gestión sociocultural de la Casa de la Ciudad.

El primer edificio solo tenía una planta y entre finales del siglo XIX y principios del XX tuvo distintos propietarios como Delfina Portuguez y Luis Jerónimo Bonilla.

"A finales del siglo XIX llegó a Costa Rica un médico canadiense llamado Alexander Pirie. Lo que se dice es que inicialmente el iba para Chile, pero que el barco en el que venía se averió entonces viajó desde Limón a Cartago. Quedó fascinado con los paisajes de Costa Rica y con la herencia colonial de Cartago entonces decidió quedarse ahí y alquilaba una habitación en la casa. En 1902 compró la casa y un terreno aledaño, la amplió en su costado oeste  y mandó a construir un segundo piso", dijo Protti.

En la ampliación del primer nivel y en la construcción del segundo se empleó un sistema conocido como bahareque francés, el cual consiste en una estructura de madera recubierta de malla metálica y repellada con cemento. También se le colocó un enchape de mármol blanco a la fachada.

La casa es rica en detalles arquitectónicos.
ampliar
La casa es rica en detalles arquitectónicos. (Fabiola Salas para LN)

"Algunos arquitectos suponen que fue ese sistema el que salvó al edificio de ser destruido durante el terremoto que sacudió Cartago en 1910 y que se trajo abajo prácticamente a toda la ciudad", agregó Protti.

El segundo piso se destinó a un amplio salón diseñado bajo la corriente arquitectónica del neobarroco.

Cuando el doctor llegó al país, formó una sociedad junto a otros farmacéuticos y fundaron la Botica Pirie, cuyo local estaba ubicado en la esquina sureste del inmueble.

"La casa y la botica se convierten en un sitio de encuentro para los cartagineses. Las personas no solo iban a comprar medicinas, sino también a conversar, a compartir. En esa esquina se conformó buena parte de la identidad cultural de Cartago ", declaró Protti.

Al fallecer el doctor Pirie, en 1943, su viuda Jean Kirkhope Bertram Graham heredó la propiedad. En 1949 la mujer vendió el edificio al Estado y posteriormente se convirtió en un punto de  encuentro de la Junta Fundadora de la Segunda República que gobernó Costa Rica después de la Guerra Civil de 1948.

 Después de las segunda mitad del siglo XX, este icónico inmueble fue sede para varias dependencias estatales como la Municipalidad de Cartago, el Ministerio de Salubridad Pública y el Ministerio de Educación.

En 1971 fue la primera sede del ITCR y en 1986 fue declarado “reliquia de interés histórico cultural” mediante el Decreto Ejecutivo No.16983-C, del 9 de abril de 1986, publicado en La Gaceta No.7 del 9 de mayo de 1986.

Ese mismo año fue denominado Casa de la Ciudad y desde entonces ha gestionado un nutrido programa de promoción de la cultura.

"Entre el 2014 y el 2016 se realizó una restauración no solo para resguardar su valiosa arquitectura, sino también su valor histórico y estético y destacar las diferentes técnicas de construcción que exhibe", detalló Protti.

¡A celebrar!

Estas son las actividades que se realizarán el sábado 14 de mayo para festejar el trigésimo aniversario de la declaratoria

-11 pintores de Cartago estarán realizando sus obras en vivo frente al público de 10 a.m. y a 3 p.m. Se dedicará un espacio al artista cartaginés “Koki” Valverde, recientemente fallecido.

-La agrupación Movimiento Infinito organizó un recorrido por varios sitios históricos de Cartago para conocer la huella que dejó el terremoto ocurrido  en 1910. El punto de partida es la Plaza Mayor, a las 5 p.m. La participación es gratuita pero es necesario inscribirse en el enlace  http://bit.ly/24TI4Lo

-A las 7 p.m. se realizará un acto conmemorativo en las instalaciones de la Casa de la Ciudad en el cual se presentará la compañía de danza Andanza.

  • Comparta este artículo
Vivir

Edificio Pirie celebra 30 años de ser reliquia cultural

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota