Vivir

Costa Rica vive espera inédita de cuatro parejas de siameses

Actualizado el 30 de octubre de 2015 a las 12:00 am

Costa Rica nunca había afrontado más de dos gestaciones de este tipo a la vez

Unos están unidos por cabeza, otros por abdomen y tórax; de dos no dieron datos

Vivir

Costa Rica vive espera inédita de cuatro parejas de siameses

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Hoy, seis años después de esos alumbramientos, dos hospitales nacionales enfrentan una realidad insólita: cuatro parejas esperan siameses, algo tan inusual que ni la misma literatura especializada menciona esa posibilidad. (Infografía LN)

Son casos muy raros. Los siameses se dan en uno de cada 50.000 a 85.000 nacimientos. En Costa Rica no se veía un caso como estos desde el 2009, cuando se presentaron dos nacimientos: uno en enero y otro en marzo.

Hoy, seis años después de esos alumbramientos, dos hospitales nacionales enfrentan una realidad insólita: cuatro parejas esperan siameses, algo tan inusual que ni la misma literatura especializada menciona esa posibilidad.

De hecho, si se extrapolaran las posibilidades de un embarazo de este tipo, la coincidencia de cuatro simultáneos en un solo país es de una en 6,25 trillones. “Es algo completamente extraordinario. Nunca habíamos visto algo así en este país”, comentó María Dolores Zarco, ginecoobstetra del Hospital Calderón Guardia, centro médico donde se monitorean tres de los cuatro embarazos.

Danilo Medina, jefe de Gineco-Obstetricia de dicho hospital agrega: “No hay explicación. Se juntaron todos los casos y punto. No podemos hablar de posibles causas”.

¿Quiénes son? Por razones de confidencialidad de los pacientes, no se brindaron detalles de dos de los casos a los que el Calderón Guardia da seguimiento.

De los embarazos conocidos, uno es el de Samuel y Ezequiel Núñez Badilla, hijos de una pareja de Fila Pinar de Coto Brus. Ellos tienen 26 semanas (unos seis meses y medio) de gestación y están unidos a nivel de su cabeza.

“No hemos completado los estudios, por lo que no sabemos si hay posibilidades de separarlos o no. En 15 días haremos una resonancia magnética porque debemos esperar a que estén anatómicamente más grandes y tener un mejor resultado del examen”, explicó Zarco.

Raúl Núñez, tío abuelo de los siameses de San Vito tiene una frutería y verdulería en Moravia. Él conversó con            La Nación            sobre la espera de sus próximos sobrinos nietos. | MAYELA LÓPEZ
ampliar
Raúl Núñez, tío abuelo de los siameses de San Vito tiene una frutería y verdulería en Moravia. Él conversó con La Nación sobre la espera de sus próximos sobrinos nietos. | MAYELA LÓPEZ

Medina añadió que, de acuerdo con los ultrasonidos, al parecer uno de los dos niños no tiene cerebelo, pero esto debe corroborarse con la resonancia.

Mientras tanto, el Hospital San Juan de Dios se prepara para la llegada de dos siamesas que llevan 31 semanas de gestación. Ellas están unidas por el abdomen y el tórax. Su madre tiene 26 años y es vecina de San José.

“Tanto la paciente como las bebés están estables. Estamos haciendo las valoraciones para ver el momento adecuado de hacerlas nacer y luego planear lo que sigue con las bebés, con los especialistas del área pediátrica”, señaló Joaquín Bustillos, perinatólogo del San Juan de Dios.

Preparación. ¿Cómo será el nacimiento de estos niños? Medina confirmó que lo ideal es que lleguen a la semana 37 de gestación y programarles una cesárea. Esta no será muy diferente de las que normalmente se realizan en embarazos de alto riesgo.

“Este hospital está totalmente preparado para atender partos múltiples y partos con patologías complejas. La cesárea, en este caso, no será un problema. Probablemente, la madre será hospitalizada antes”, dijo Medina.

El reto médico se dará cuando se delibere si pueden separarse y se decida cómo proceder con la cirugía, que posiblemente se haría fuera del país.

Por su parte, la neonatóloga Carmen Zaglul aseveró que hay todo un grupo de especialistas preparados para recibirlos. “Tendremos dos equipos de neonatólogos, enfermería y terapista respiratorio, listos para atender los distintos partos”, subrayó .

Estos serían los casos 10, 11, 12 y 13 de siameses que Costa Rica registra desde 1977 –cuando se dio el primer caso en La Cruz, Guanacaste–. De ellos, solo Yurelia y Fiorella Rocha Arias, de diez años, siguen con vida.

Estos bebés son particularmente delicados, sobre todo si comparten órganos vitales. Colaboró la periodista Ángela Ávalos

  • Comparta este artículo
Vivir

Costa Rica vive espera inédita de cuatro parejas de siameses

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota