Vivir

¿Cómo organizar el tiempo de estudio de los hijos?

Actualizado el 09 de febrero de 2016 a las 12:01 am

En la planificación, contemple horarios para hacer tareas, repasar y descansar

Vivir

¿Cómo organizar el tiempo de estudio de los hijos?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Si los jóvenes tienen claro el horario de estudio y de descanso o recreación desde el primer día, les será más fácil organizarse cuando llegue la época de exámenes. | MELISSA FERNÁNDEZ

Pese a que las primeras dos semanas del ciclo lectivo usualmente son de acomodo, de conocer a la maestra y a los compañeros, especialistas en Psicopedagogía y en Orientación aseguran que el horario para estudiar y cumplir con los deberes asignados debe establecerse desde los primeros días del curso lectivo.

Es decir, no conviene esperar a que las tareas o trabajos extraclase se hagan más complejos y exigentes para que ellos “hagan el hábito”. Solo así, los niños estarán mejor preparados para cuando llegue la época de exámenes.

“Hay papás y estudiantes que ven los primeros días como si fueran solo de trámite, y eso no es cierto. Aunque haya menos tareas, no quiere decir que estas no sean importantes”, señaló la psicopedagoga Nuria Martínez. Según ella, la materia que se va viendo en clase debe repasarse a diario, en la medida de lo posible.

Planificación. Para la especialista, el horario que se establece en el hogar dependerá de muchos factores. Uno tiene que ver con la propia jornada educativa del estudiante, pues hay instituciones que salen muy tarde y el tiempo para estudiar en casa es corto o insuficiente.

Hay que analizar, además, cuánto dura el niño o joven en desplazarse desde su escuela o colegio hasta su casa y cuánto debe esperar para ponerse a hacer las tareas o a estudiar.

En ese sentido, Martínez considera que de 30 a 45 minutos es el lapso ideal para descansar un poco y merendar, antes de “poner manos a la obra”. Más de ese tiempo podría dificultar el arranque.

A su juicio, dentro de la planificación es importante contemplar periodos de descanso –de 10 a 15 minutos– entre tareas o el repaso de las diversas materias.

Si los jóvenes tienen alguna actividad extracurricular (deportes, música, idiomas, etcétera), deben medir mejor su tiempo, para que cursos, talleres o entrenamientos no interfieran con la época de exámenes o la entrega de proyectos especiales.

Tener un sitio apropiado para estudiar y dejar todo listo (útiles, uniforme y lonchera) desde la noche anterior, son otras medidas que permitirán una mejor organización del tiempo.

Información básica. Leina Pineda, coordinadora de Bachillerato Internacional en el Colegio de Bagaces, también cree que es clave conocer la dinámica de la institución a la que asiste el estudiante, pues estas tienen diferentes formas de trabajar y algunas dejan más tareas que otras.

En este sentido, recomienda a los papás conversar de esto con los hijos. Esto es particularmente importante si los muchachos o niños se trasladaron a otro centro educativo o experimentaron un cambio abrupto, como el paso de preescolar a la escuela o de la escuela al colegio.

“Si sabemos cómo trabajan en el aula, es más fácil el estudio en casa”, concluyó Pineda.

  • Comparta este artículo
Vivir

¿Cómo organizar el tiempo de estudio de los hijos?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota