Vivir

Asegura Artículo en revista ‘Memory’

Niños borran sus recuerdos tempranos a los siete años

Actualizado el 28 de enero de 2014 a las 12:00 am

83 niños formaron parte del estudio Universidad Emory, ubicada en Atlanta

Padres guiados por expertos hicieron preguntas a sus hijos sobre sus memorias

Vivir

Niños borran sus recuerdos tempranos a los siete años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Cuál es su recuerdo de infancia más antiguo? Si no logra recordar con facilidad sus primeros años de vida no se preocupe, eso es normal.

Un estudio publicado recientemente en la Revista Memory asegura que los niños comienzan a borrar sus primeras memorias a partir de los siete años.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores se basaron en entrevistas a 83 niños desde los 3 años de edad hasta los 9 años.

Los científicos consiguieron que los padres de los pequeños participantes en el estudio, les realizaran preguntas acerca de eventos que ocurrieron los últimos seis meses, como una fiesta de cumpleaños o un paseo.

Años después los niños fueron consultados sobre sus recuerdos. Las expertas Patricia Bauer y Marina Larkina fueron las encargadas de la investigación.

Resultados. Las conclusiones revelaron que los niños con edades de cinco, seis y siete años recordaron el 60% de los hechos del pasado sobre los que habían conversado con sus progenitores. Mientras, los que tenían entre 8 y 9 años consiguieron recordar solo el 35% de sus memorias de la temprana infancia.

“Un hallazgo sorprendente fue que, a pesar de que los niños de cinco y seis años recordaban un mayor porcentaje de los acontecimientos, sus narraciones de estos eran menos completas. Los mayores recordaban menos, pero lograban brindar más detalles”, comentó Bauer.

La explicación dada por las investigadoras se basa en que, a mayor edad, los niños van conociendo mejor el lenguaje, lo que les permite elaborar de forma más apropiada sus memorias o recuerdos.

Importancia. Según Bauer, a diferencia de los adultos, los pequeños carecen de fuertes procesos neuronales para reunir la información necesaria, con el fin de elaborar una memoria autobiográfica mucho más nutrida o compleja.

Las científicas hicieron una comparación entre los cerebros de los niños y el de los adultos. Mientras que los primeros se comportan como coladores con grandes agujeros que dejan pasar algunos recuerdos, el de los adultos es similar a una fina red, que permite conservar más.

Las investigadoras destacaron la relevancia del estudio, pues hasta la fecha solo se habían hecho con mayores de edad.

  • Comparta este artículo
Vivir

Niños borran sus recuerdos tempranos a los siete años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota