Vivir

Imágenes satelitales muestran 30% más de vegetación

Heredia tiene más verdor del que se aprecia a simple vista

Actualizado el 14 de julio de 2014 a las 12:00 am

Estudio con fotos e imágenes aéreas en nueve cantones de esta provincia

Se analizó relación entre la población, la vegetación y la infraestructura

Vivir

Heredia tiene más verdor del que se aprecia a simple vista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En la estimación realizada con fotografías desde tierra, la vegetación alcanzó 48% del paisaje, mientras que otros rubros como edificios (28%), carreteras (23%) y vallas publicitarias (0,41%) sumaban poco más de 51% y se volvieron un elemento dominante en el paisaje urbano de 91 sitios analizados en la provincia de Heredia. | ALONSO TENORIO..

Los espacios verdes en medio de la ciudad son, además de oasis visuales, aliados de la salud mental de las personas.

Un estudio pionero, realizado en la provincia de Heredia, demostró que, en ese lugar, podría haber más verdor del que sus vecinos perciben a simple vista.

Con la idea de conocer cuánta vegetación y cuánta obra gris presencian a diario los ojos de estos ticos, dos investigadores y una estudiante de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), se dieron a la tarea de medirlos.

Una cámara de 14 megapíxeles para obtener fotos de alta resolución, imágenes satelitales de Europa Technologies para Google y el programa Image Composite Editor (ICE) de Microsoft, fueron sus herramientas.

Julián Monge, Zaidett Barrientos, y la universitaria Maribel Zúñiga estudiaron la cantidad de vegetación en relación con la población y la infraestructura, de 91 sitios ubicados en nueve cantones de la provincia de Heredia.

La evaluación se dio en la época lluviosa, para garantizarse plena cobertura de la vegetación, pues en la estación seca, hay algunas zonas que ofrecen pérdidas de follaje.

Las mediciones se hicieron tanto desde tierra, tomando fotos de 360°, como desde el espacio, con las imágenes satelitales.

Resultados. Debido a las características de los diferentes sitios estudiados, las fotos fueron sometidas a una cuadrícula que permitió convertir los valores obtenidos en porcentajes, con el fin de hacer mejores comparaciones con los datos.

Los científicos encontraron diferencias entre las mediciones satelitales y las realizadas en tierra.

“En comparación con lo que ven las personas que viven en Heredia, el satélite estima casi un 30% más de vegetación y un 30% menos de infraestructura”, explicó el investigador Julián Monge.

Ese hallazgo les sugiere que hay una parte significativa de la vegetación que está oculta a la vista de las personas, lo cual disminuye el beneficio psicológico derivado de vivir en lugar con espacios verdes.

Mientras que, en las fotografías tomadas en sitios como San Joaquín, San Rafael, Barva, Heredia, Belén, Santa Bábara, San Isidro, San Pablo y Santo Domingo, los edificios, carreteras y vallas alcanzaban poco más del 51% del paisaje urbano, la vegetación representaba un 48%.

Contribución. Según Monge, el mayor aporte de este estudio es la medición de un mismo sitio a partir de dos métodos diferentes, pues anteriormente solo se había hecho con fotografías. Además, la investigación es pionera en sitios tropicales, pues con frecuencia, este tipo de estudios se da en zonas templadas.

“Me sorprendió encontrar que a pesar de que uno tiene la idea de que esa zona de Heredia está muy deforestada, en realidad no es así. El follaje, las zonas verdes donde pueden vivir invertebrados y plantas es mucho más alto que cualquiera de las ciudades que se han estudiado en Estados Unidos”, comentó Monge.

Además, los investigadores consideran de importancia estudiar este tipo de temas por el impacto que tienen en la salud.

Trabajos científicos como el publicado por Environmental Science & Technology a inicios de este año, demuestran que “las zonas verdes de las ciudades pueden conducir a mejoras significativas y sostenidas en la salud mental de la gente”.

El autor principal, Ian Alcock, analizó información obtenida durante cinco años de unas 1.000 personas participantes. La mitad de ellos se mudó a zonas urbanas más verdes y la otra mitad a zonas urbanas menos verdes.

En promedio, encontraron que quienes se movieron a las zonas más verdes experimentaron una mejora inmediata en la salud mental que se mantuvo incluso tres años después de haber concretado su mudanza.

Tomás Martínez, secretario ejecutivo del Plan Nacional de Desarrollo Urbano, afirmó que el tema de las zonas verdes es importante y ya se contempla en el plan GAM (modelo urbanístico territorial para los próximos 17 años en la Gran Área Metropolitana).

“Hay que enfocar mucho la dirección hacia que el desarrollo de las áreas urbanas, las cabeceras de distrito y de cantón–que son las que tienen más infraestructura– sean recuperadas para el uso habitacional, pero incorporando esa accesibilidad a las áreas verdes públicas”, resaltó.

  • Comparta este artículo
Vivir

Heredia tiene más verdor del que se aprecia a simple vista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota