Vivir

En males terminales

Stephen Hawking defiende el suicidio asistido

Actualizado el 18 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Vivir

Stephen Hawking defiende el suicidio asistido

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

“Aquellas personas que sufren un padecimiento terminal y están experimentando mucho dolor deberían tener el derecho de acabar con sus vidas y, quienes les ayuden, no deberían temer ser perseguidos por la justicia”.

Con estas palabras el reconocido científico Stephen Hawking apoyó contundentemente el suicicio asistido y provocó una reflexión mediática sobre el tema.

Él es conocido por sus trabajos sobre el universo y la gravedad. Aparte de profesor en la Universidad de Cambridge, es autor de uno de los libros más importantes de literatura científica, titulado Una breve historia del tiempo .

Este viernes se estrena un documental sobre Hawking. |  ARCHIVO
ampliar
Este viernes se estrena un documental sobre Hawking. | ARCHIVO

Hawking se encuentra totalmente paralizado por una enfermedad conocida como esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Este es un mal neuromuscular que se origina cuando unas células del sistema nervioso llamadas motoneuronas disminuyen su funcionamiento y mueren, provocando una parálisis muscular progresiva y mortal.

Sus sentidas declaraciones sobre “el derecho a decidir cuándo morir” fueron difundidas como parte de una entrevista hecha por la cadena de televisión británica BBC en el marco del estreno, el próximo viernes, de un documental sobre la vida de este físico teórico.

Hawking apuntó que “deben existir mecanismos de control para asegurar que la persona enferma genuinamente quiera acabar con su vida y no sea presionada u obligada a tomar esta decisión sin su consentimiento”.

En el programa, el astrofísico recordó que en 1985, cuando estaba escribiendo Una breve historia del tiempo , contrajo una neumonía que le obligó a pasar semanas conectado a un respirador artificial.

Su estado era tan crítico que los médicos ofrecieron a su primera esposa, Jane, desconectarlo y dejarlo morir, pero ella se negó porque no tenía su autorización para ello.

  • Comparta este artículo
Vivir

Stephen Hawking defiende el suicidio asistido

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota