Vivir

Tras su paso por el astro rey

Cometa ISON sorprende al dar señales de vida

Actualizado el 30 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Primero se había perdido el rastro del cuerpo durante su acercamiento al Sol

Luego, los expertos encontraron indicios que hacen sospechar que ‘sobrevivió’

Vivir

Cometa ISON sorprende al dar señales de vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Imágenes tomadas por la NASA durante el acercamiento del cometa ISON al Sol. (NASA, sitio web.)

Las sorpresas también abundan en el espacio, y si no que lo digan los astrónomos, quienes amanecieron este “viernes negro” con imágenes de material del cometa ISON tras su paso cercano por el Sol.

“Material del cometa ISON apareció por el otro lado del Sol en la tarde del 28 de noviembre de 2013”, según el sitio de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), en un nuevo comunicado.

En el reporte Comet ISON may have survived ( Cometa ISON puede haber sobrevivido ), la NASA pormenoriza que se había perdido rastros del cuerpo celeste en su máximo acercamiento al Sol y, por eso, muchos científicos creían que se había desintegrado. Sin embargo, aclara que, “más tarde en la noche de este jueves 28 una estela de material brillante que fluye desde el Sol, apareció en las observaciones de la Agencia Espacial Europea y de la Agencia Solar de la NASA”.

De igual forma, la Agencia Especial Europea emitió un reporte que señala nuevos indicios, luego de que, prácticamente, había destacado que el cuerpo celeste superara su cercano paso al Sol.

La pregunta que tratan de contestar los especialistas ahora es si estos restos son solo escombros del cometa o si alguna porción de núcleo del cometa “sobrevivió”; pero, “el análisis de tarde-noche de los científicos de la Campaña de Observación ISON Comet de la NASA sugieren que hay al menos un pequeño núcleo intacto”.

Estudiar el ISON es una oportunidad que aplaude la comunidad científica pues los cometas son como cápsulas del tiempo que guardan restos de material liberado en la formación del sistema solar, hace unos 4,5 billones de años.

  • Comparta este artículo
Vivir

Cometa ISON sorprende al dar señales de vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota