Vivir

Una taza de té negro mejora el humor

Actualizado el 31 de enero de 2015 a las 12:00 am

Un nuevo análisis sostiene que el consumo de esta bebida produce un estado de ánimo alegre y entusiasta; además, eleva la capacidad para resolver los problemas de forma creativa

Vivir

Una taza de té negro mejora el humor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
EYLEEN VARGAS

Aún no se sabe exactamente si se debe al ritual para prepararlo y servirlo, al tiempo de pausa que hacen las personas para degustarlo o a su composición química, sabor o aroma. O quizá sea por todas las razones anteriores.

Lo cierto es que un nuevo reporte publicado en la revista científica Food Quality and Preference sugiere que la ingesta de una taza de té negro mejora el humor “casi de forma inmediata”.

Dado que la presencia de cafeína y tiamina ya se ha relacionado antes con ciertos estados de activación y de relajación, los científicos creen que esos componentes podrían ser los responsables de los beneficios que aporta el consumo de este tipo de té.

Estimulante. La cafeína se conoce por su función estimulante del sistema nervioso, mientras que la tiamina es una vitamina trascendental para el crecimiento y el desarrollo humano.

“La razón por la cual se dice que el té mejora el humor se vincula con su contenido de cafeína. Sin embargo, aunque efectivamente esta bebida puede subir el ánimo, como nutricionista me inclino por un consumo moderado de este líquido”, dijo a La Nación la especialista costarricense Sofía Araya.

La nutricionista Marisol Martínez coincide con ella: “Cada estudio está enfocado en lo que le conviene. Sin embargo, este tiene lógica al decir que el té mejora el humor porque estimula el sistema nervioso central y relaja los músculos”.

Martínez añade, eso sí, que “el té negro es similar a los otros tés, pero más oxidado. Eso significa que tiene más cafeína que el resto, aunque menos que el café. Tampoco es que los cafeteros deben dejar el café y tomar té, sino que los que ya lo hacen sepan del beneficio que obtienen”.

No se aconseja el consumo de té negro por parte de niños, embarazadas o personas muy nerviosas o con insomnio; tampoco de quienes padecen gastritis o colitis, porque podría ser irritante.

Metodología. La investigación fue realizada por la compañía de consumo masivo Unilever para su marca de té Lipton y pretendía detectar, en 150 bebedores asiduos de este brebaje, los efectos inmediatos de su consumo.

El estudio comparó la experiencia de preparar e ingerir el té negro en comparación con el consumo simple y llano de agua.

“Los resultados de este análisis fueron reveladores. El grupo que tomó té mostró una notoria mejora en el humor respecto al grupo que solamente bebió agua”, aseguraron los investigadores en el V Simposio Internacional sobre Té y Salud.

Más creatividad. Otras conclusiones fueron que el té negro también aumenta la creatividad y además acorta el tiempo de respuesta para resolver problemas.

La científica Suzanne Einother, quien lideró la citada investigación, explicó: “Los hallazgos confirman lo que ya se sospechaba: que el momento sagrado del ritual del té puede efectivamente modificar el humor y conducir a otros beneficios como la capacidad para resolver situaciones de forma creativa”.

Einother afirma que lo más probable es que los múltiples favores de esta bebida caliente resultan de una combinación de elementos que incluye el ritual de prepararlo, su sabor y aroma, y el hecho de que usualmente las personas hacen una pausa en su jornada de estudio o trabajo para saborearlo.

No obstante, comentó que es aún temprano para precisar con mayor detalle qué efectos tiene el té en el humor de la gente y contó que por eso se están haciendo más estudios.

Anteriormente se había determinado, también mediante investigaciones científicas, que el té negro favorece grandemente la salud del corazón.

  • Comparta este artículo
Vivir

Una taza de té negro mejora el humor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota