Vivir

Especialistas de la CCSS opinan

Estar enamorado o tener buenos amigos fortalece la salud

Actualizado el 14 de febrero de 2015 a las 12:00 am

El amor, ya sea el propio, el de pareja o el de las amistades, nos pone saludables

Vivir

Estar enamorado o tener buenos amigos fortalece la salud

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

No importa de qué amor se trata, si es el que sentimos por nuestra pareja, o el que le tenemos a nuestros familiares, amigos o a nosotros mismos. Este sentimiento fortalece la salud física, mental y emocional.

Más allá de hacernos pensar en esas personas especiales, el amor –ya sea de pareja o fraternal– es un proceso neurobiológico en el que gran parte del cerebro está involucrado.

Para especialistas del Hospital Nacional Psiquiátrico, el amor es una emoción básica presente en todos los seres humanos y posee una clara función de supervivencia.

“Cuando las personas están enamoradas se sienten más felices, eufóricas y con mucha energía, lo que incide en la reducción de los niveles de estrés, mejora el ritmo cardiaco y se mantiene una buena salud”, explicó el doctor Ronald Retana.

Además, el amor mejora el autoestima de quienes dan y reciben ese sentimiento. Con una autoestima fortalecida, es más fácil que la gente busque tener una buena salud física y se aleje de vicios o de malas prácticas para su salud.

Los beneficios del amor se sienten desde la niñez. Una de las maneras en que se puede transmitir ese sentimiento es con abrazos.  | ARCHIVO
ampliar
Los beneficios del amor se sienten desde la niñez. Una de las maneras en que se puede transmitir ese sentimiento es con abrazos. | ARCHIVO

Retana también resaltó que las relaciones saludables, tanto de pareja como con familia y amigos, brindan estabilidad emocional, lo que genera en el organismo una respuesta fisiológica que deriva en un mejor funcionamiento del sistema inmunitario y la capacidad de defensa ante diferentes enfermedades.

Sobre este tema, el psicólogo español Joaquín Conesa señaló, en publicaciones de ese país, la importancia del amor como refuerzo del sistema inmunitario.

“Al producirse mayor liberación de endorfinas, la sensación de felicidad aumenta, ya que son las sustancias conocidas como mejores antidepresivos naturales, permitiéndonos disfrutar más de la vida. Además, las endorfinas mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico, por lo que el amor también mejora nuestras defensas ante enfermedades”, aseveró Conesa.

Por otra parte, al sentirse querido y a la vez con la capacidad de querer, se reducen los niveles de estrés y esto a su vez disminuye la tensión arterial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Equilibrio. Para la psiquiatra Carolina Montoya, también del Hospital Psiquiátrico, el amor es saludable en tanto cada uno de los miembros de la pareja logre una autonomía y la capacidad de libertad individual.

Los especialistas coinciden en que el amor verdadero no es apresurado, sino que busca el entendimiento profundo del otro, basado en una comunicación asertiva, respetuosa y empática.

Para Conesa, las relaciones que no respetan el espacio individual de cada persona más bien pueden perjudicar la salud, especialmente la emocional.

“Hay relaciones que lo más saludable es terminarlas, porque le hacen más daño que bien a tu salud. Con esto no hablo solo de noviazgos o matrimonios, también de esos que dicen ser amigos pero lo que hacen es aprovecharte y de personas con las que hay una riña cada vez que se ven”, concluyó el especialista español.

  • Comparta este artículo
Vivir

Estar enamorado o tener buenos amigos fortalece la salud

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota