Vivir

Entrevista

Niños con autismo pueden mejorar comunicación, dice Pamela Wolfberg, experta en el tema

Actualizado el 03 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Estuvo en el país para participar en el Seminario Internacional sobre Autismo, celebrado la semana pasada. Pamela Wolfberg expuso allí el método que diseñó para mejorar la comunicación y socialización de niños con autismo, con ayuda de menores sin esta condición como compañeros de juego. Para Wolfberg, los niños con autismo sí quieren socializar, pero lo hacen de una forma que no es entendida por los demás.

Pamela Wolfberg Especialista en autismo

Vivir

Niños con autismo pueden mejorar comunicación, dice Pamela Wolfberg, experta en el tema

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Niños con autismo pueden mejorar comunicación, dice Pamela Wolfberg, experta en el tema - 1
ampliar
Niños con autismo pueden mejorar comunicación, dice Pamela Wolfberg, experta en el tema - 1

Comenzó como un experimento cuando fue maestra de Educación Especial en una escuela de Estados Unidos. Posteriormente, se transformó en su tesis de maestría y luego en la de doctorado.

Hoy, Pamela Wolfberg ha logrado desarrollar un programa para mejorar la comunicación de los niños con autismo con las personas a su alrededor y con su entorno más inmediato.

Wolfberg estuvo en Costa Rica para presentar este programa en el Seminario Internacional sobre Autismo, celebrado la semana pasada en la Universidad de Costa Rica (UCR). Este es un extracto de la entrevista con La Nación .

¿Cómo empezó el programa?

Uno de mis primeros trabajos fue en una escuela pública con niños con autismo. Observé que los otros niños con algún tipo de discapacidad no tenían problemas para relacionarse con otras personas, pero los niños con autismo tendían a estar completamente solos; y cuanto más los ignoraban sus compañeros, más se alejaban. Entonces, me pregunté cómo podía hacer para ayudarles a socializar y a jugar.

”Ahí fue donde decidí poner a los niños a jugar en grupos pequeños, y junté a dos niños con autismo con tres niños sin esta condición y los puse a jugar dos veces por semana”.

¿Qué resultados obtuvo?

No sabía qué esperar porque era un ensayo, pero en los primeros grupos vi que todos los niños con autismo sí querían socializar y trataban de comunicarse, pero de una forma muy sutil o inusual.

”Por ejemplo, una niña que quería jugar con muñecas solo repetía ‘muñecas, muñecas, muñecas’, y otro niño brincaba. Entonces, los otros menores o los ignoraban o los rechazaban, y esto aislaba a los chicos con autismo aún más.”

¿Cómo lo resolvió?

Después de observarlos durante unas semanas, comenzó una etapa de intervención, que consistía en decirles a los niños sin autismo lo que sus compañeros con autismo querían jugar.

”Vimos que los niños sin autismo los aceptaron y jugaron sin problemas con ellos, y quienes tenían autismo aprendieron a comunicarse, no solo en el grupo de juego; en sus casas también”.

¿Cómo es el programa ahora?

Primero, se les hace una entrevista a los padres sobre lo que les gusta hacer a sus hijos. Luego, se hacen los grupos de juego; pueden ser dos niños sin autismo y un niño con autismo, o tres niños sin autismo y otros dos con autismo.

PUBLICIDAD

”Se les dan cajas con juguetes y se les pone a jugar. Son dos sesiones por semana, de 30 a 45 minutos, y el tiempo varía de 12 a 24 semanas.

”(Los resultados) no llegan de forma rápida, cada niño es diferente, pero sí vemos que el plan funciona”.

  • Comparta este artículo
Vivir

Niños con autismo pueden mejorar comunicación, dice Pamela Wolfberg, experta en el tema

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota