Vivir

Longevidad en Nicoya impulsa a renovar atención en salud

Actualizado el 12 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Modelo atiende en casa a los enfermosy da promoción de salud a los sanos

El 20% de pobladores es adulto mayor; promedio nacional es de 10%

Vivir

Longevidad en Nicoya impulsa a renovar atención en salud

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nicoya. Pánfilo Álvarez, de 86 años, vive en Juan Díaz, pueblo montañoso, a 30 minutos en carro de Nicoya.

Es un hombre con complicaciones propias de la edad. Por ello, recibe cada dos meses, la visita de un médico general y de un auxiliar de enfermería, quienes le controlan los niveles de azúcar, la presión arterial, los hábitos de alimentación y sueño, y le dan sus medicamentos.

Ese miércoles de consulta médica, Álvarez se quejaba de mucha tos, por lo que también le aplicaron una inyección para tratarle el catarro.

Estas visitas se hacen cada semana, en diferentes partes de Nicoya, cantón famoso por la longevidad de su gente.

Los 5.384 mayores de 65 años que habitan aquí obligaron a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a modificar sus programas de atención.

“Lo normal en el país es tener un 10% de población adulta mayor; aquí en Nicoya hay de un 20% a un 25%. A esto hay que sumarle 300 mayores de 85 años y 25, de más de 100. Afortunadamente se nos aprobó un geriatra más para el servicio social”, comentó Tannia Tánchez, directora del Área de Salud de Nicoya.

Aquí, los ancianos con alguna enfermedad reciben visitas en la casa o tienen un sistema especial de citas en el Ebáis. Mientras, los más saludables se reúnen para hacer deporte, conversar, asistir a charlas o ir a actividades religiosas. Hay 17 grupos.

Longevidad impulsa a Nicoya a renovar atención en salud (Adrián Soto)

Salud integral. Las tardes de los miércoles son muy esperadas en Quebrada Honda de Nicoya. Decenas de adultos mayores se juntan para bailar y ejercitarse. El volumen de la música y la intensidad de sus movimientos hace difícil creer que los menores del salón acaricien los 70 años... y que quien más brinca, ya cumplió 93.

“Yo vivo sola, soy viuda desde hace siete años. Vivo divertida porque paso tejiendo todo el tiempo, pero aquí tengo a mi gente. Y si Dios me da vida hasta regalarme los 100 años, yo contenta”, comentó Sara Briceño.

Detrás de este proyecto está Aleyda Obando, trabajadora social del Área de Salud de Nicoya, quien hace unos años pensó en crear una iniciativa para dar calidad de vida a esta población.

“Mucha es gente que ya no trabaja, ya no cuida hijos y hasta tiene nietos grandes. Muchos pasan por duelos luego de una viudez. Por eso, necesitábamos mantenerlos activos”, manifestó.

Obando fue a tocar puertas en el Hospital La Anexión, la Universidad Costa Rica (UCR), la Universidad Nacional (UNA), la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y la Fuerza Pública.

Los adultos mayores se empoderaron de la idea, al punto de crear su propia asociación que maneja fondos y donaciones.

“La salud no es solo física, también es mental y emocional. Ellos necesitan moverse, estar con gente de su edad, vivir su tiempo y no solo estar pendientes de nietos y bisnietos.

”Les damos talleres de autoestima, de salud, de cómo tomar sus medicamentos, pero también los dejamos recrearse”, explicó Obando.

  • Comparta este artículo
Vivir

Longevidad en Nicoya impulsa a renovar atención en salud

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota