Vivir

2016 fue el más caliente

La Tierra rompe récords de temperaturas por tercer año consecutivo

Actualizado el 18 de enero de 2017 a las 10:54 am

Vivir

La Tierra rompe récords de temperaturas por tercer año consecutivo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) La Tierra acaba de tener su año más caliente en la historia, otra vez

Washington

El 2016 fue el año con temperaturas más altas desde que se comenzaron a elaborar registros mundiales en 1880. Lo mismo había sucedido en el 2015 y el 2014. Esta es la primera vez que se rompen los récords durante tres años consecutivos.

Así lo dieron a conocer la mañana de este miércoles la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Espacial Nacional de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés).

La temperatura global del 2016 fue 0,04 grados superior a la del 2015, y 0,06 superior a la del 2014. Al compararse con lo vivido anteriormente, fue 0,94 °C superior al promedio del siglo XX, y 0,99 ° C superior al promedio entre 1951 y 1980.

"Esto no es algo que se haya dado abruptamente, es algo que tomó décadas para concretarse", declaró en una teleconferencia de prensa Derek Arndt, jefe de monitoreo de la NOAA.

Este gráfico muestra la tendencia de las temperaturas desde 1880 hasta 2016. (NASA)

Así fue como al tomar el promedio mundial de temperaturas de la Tierra y el mar en todo el año, de 13,9 °C, la NOAA encontró que el dato en "el 2016 fue el más alto desde que se tienen registros en 1880".

LEA: El 2016 fue el año más caliente de la historia y no toda la culpa fue de El Niño

Los termómetros alcanzaron nuevos picos en partes de la India, Kuwait e Irán, mientras que el hielo marítimo se derritió más rápido que nunca en el Ártico, dijo el reporte.

Sin embargo, no en todas las zonas fue así. Para Centroamérica, Suramérica y África fue el segundo año con temperaturas más altas, ya que en el 2015 se experimentaron mayores.

Un granjero se sienta en su tierra seca, durante la ola de calor en la localidad de Gauribidanur, en el distrito de Doddaballapur, India, este martes 26 de mayo del 2015. (EFE)

Para Asia (como continente completo) y Europa fue el tercer año más caliente y para Oceanía el quinto. No obstante, las temperaturas registradas en el norte de América, en el Ártico y varias zonas de Asia empujaron la temperatura global hacia arriba.

El Ártico experimentó en el 2016 sus 12 meses más cálidos desde el inicio de las mediciones de temperatura. Esto causó no solo un derretimiento sin precedentes de la banquisa (o hielo marino), sino también el retraso de la nueva formación del hielo en el otoño.

En la Antártida, la superficie anual promedio del hielo sobre el océano fue la segunda más pequeña de la historia, con 11,1 millones de km2, y se redujo a niveles sin precedentes en noviembre y diciembre.

LEA: Casquete polar de la Antártida es más vulnerable de lo que se pensaba

¿Veremos años récord todos los años? Gavin Schimdt director del Centro de Estudios Espaciales de la NASA fue enfático en la conferencia de prensa.

"Lo del tercer año consecutivo es más bien algo curioso. No esperamos ver récords todos los años. Lo preocupante aquí es que hay una tendencia general a que la superficie de la Tierra se vuelva cada vez más caliente, es algo que ya lleva décadas gestándose y que aún no sabremos si podrá revertirse. Es posible que el 2017 no rompa récord, pero igual seguirá con temperaturas muy cercanas a ese máximo, eso es lo que realmente preocupa", manifestó.

A Antártida le tomaría 10.000 años perder completamiento su hielo. Sin embargo, las consecuencias de esto se verían antes. | CORTESÍA DE NASA

¿Qué sucedió? De acuerdo con los especialistas, son varios factores los que confluyen en estos resultados, pero la acción humana es trascendental.

"Los gases de efecto de invernadero calentaron la temperatura más de lo que teníamos previsto, pero, aún más. El incremento del dióxido de carbono producto de la actividad humana tuvo un rol preponderante. Sí, hay impactos de fenómenos naturales como la actividad volcánica, pero los niveles de dióxido de carbono aumentan principalmente por la acción humana", aseveró Arndt.

Las emisiones de gases producto de fábricas, vehículos y el uso de combustibles fósiles para producir energía (como el carbón y el petróleo) potencian los daños al ambiente y tienen, como una de sus consecuencias, el cambio climático.

Los científicos afirman que ya se han visto transformaciones en el ecosistema dado el aumento de las temperaturas.

"Hay mayor erosión, más afectación de los ecosistemas. Por ejemplo, hay arbustos que antes no se veían en la tundra (región geográfica cercana al Polo Norte donde la vegetación es escasa dada sus bajas temperaturas) que ya se están "moviendo al norte" porque pueden crecer allí también. Lo mismo podría pasar con la fauna en los próximos años", explicó Schmidt.

Los investigadores advierten que de los 17 años más calientes de la historia, 16 han ocurrido después del año 2000, por lo que piden a los gobiernos tomar las acciones necesarias para contrarrestar sus efectos.

  • Comparta este artículo
Vivir

La Tierra rompe récords de temperaturas por tercer año consecutivo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota