Vivir

Pekín está en alerta amarilla por contaminación

Actualizado el 08 de octubre de 2014 a las 10:05 am

Vivir

Pekín está en alerta amarilla por contaminación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pekín, China

Las autoridades de Pekín pusieron este miércoles la ciudad en alerta amarilla por elevado nivel de contaminación, una situación que se mantendrá durante los próximos tres días.

El nivel de partículas finas inferiores 2,5 micrones de diámetro  (PM 2,5) alcanzó más de 300 microgramos por metro cúbico a las 8 p. m. hora local  (12:00 GMT) , según datos de la Oficina Municipal de Control Ambiental citados por la agencia Xinhua.

Sin embargo, el sistema de medición propio que tiene la embajada de Estados Unidos en Pekín y que difunde a través de las redes sociales señala que el nivel de PM 2,5 llegó a 455 microgramos por metro cúbico a las 9 p. m.  hora local  (13:00 GMT) .

Un nivel superior a 300 microgramos por metro cúbico se considera fuerte de acuerdo con el estándar chino, aunque en otros países como Estados Unidos ese nivel se define como peligroso  para la salud con una exposición de 24 horas.

Distrito  de negocios de Pekín, China, bajo una gruesa capa de smog. Esta ciudad tiene altos niveles de contaminación. | GILLES SABRIE/THE NEW YORK TIMES
ampliar
Distrito de negocios de Pekín, China, bajo una gruesa capa de smog. Esta ciudad tiene altos niveles de contaminación. | GILLES SABRIE/THE NEW YORK TIMES

El actual pico de contaminación se debe a factores meteorológicos y continuará hasta el sábado, añadieron las autoridades.

Las autoridades de la capital china han aconsejado a los habitantes que tomen medidas de precaución, especialmente en el caso de niños y ancianos.

Además, se ha pedido a las escuelas que eviten las actividades en el exterior y limiten las clases de educación física.

La contaminación es un problema persistente en Pekín, debido sobre todo a la actividad de millones de vehículos y de las fábricas situadas en la periferia de la ciudad.

Aún así, el problema es habitualmente mucho más grave en invierno, cuando la necesidad de calefacción hace necesario aumentar la actividad de las centrales de generación de energía.

  • Comparta este artículo
Vivir

Pekín está en alerta amarilla por contaminación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota