Vivir

Enorme dirigible Airlander 10 despega por primera vez

Actualizado el 17 de agosto de 2016 a las 04:09 pm

Vivir

Enorme dirigible Airlander 10 despega por primera vez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dirigible Airlander 10 despega por primera vez (Hybrid Air Vehicles Airlander)

Londres

Un dirigible de helio considerado la mayor aeronave en el mundo voló por primera vez el miércoles en un breve pero histórico viaje sobre una pista aérea en el centro de Inglaterra.

Con los motores rugiendo, el Airlander 10, de 92 metros de longitud, se elevó lentamente en el aire desde la pista de Cardington, 73 kilómetros al norte de Londres.

Híbrido de aerostato, helicóptero y avión, puede permanecer en vuelo durante días.

La aeronave realizó un sobrevuelo del área —observada por centenares de residentes locales que estacionaron sus automóviles alrededor del perímetro del aeropuerto— antes de aterrizar una media hora más tarde al ponerse el sol.

El Airlander está diseñado para usar menos combustible que un avión, pero puede llevar una carga más pesada que aeronaves convencionales.

Su creador, Hybrid Air Vehicles, dice que puede alcanzar 4.900 metros de altitud, viajar a hasta 148 kilómetros por hora y permanecer en el aire hasta por dos semanas.

"Es una gran innovación británica", dijo el director ejecutivo Stephen McGlennan. "Es una combinación de una aeronave que tiene partes de un avión de alas fijas, de helicóptero y de aerostato".

En un principio fue desarrollado para las fuerzas armadas estadounidenses, que planeaban usarlo en misiones de reconocimiento y vigilancia en Afganistán.

El programa estadounidense de dirigibles fue abandonado en el 2013 y desde entonces Hybrid Air Vehicles, una pequeña firma aeronáutica británica que sueña con inaugurar una nueva era para las aeronaves, ha solicitado fondos de agencias gubernamentales y donantes privados.

El Airlander tiene su sede en Cardington, donde fueron construidos los primeros dirigibles británicos durante la I Guerra Mundial y después.

Ese programa fue abandonado luego de un accidente en 1930 en el que murieron casi 50 personas, incluido el ministro británico de aviación.

Ese y otros desastres similares —incluyendo el del Hindenburg en New Jersey en 1937, donde fallecieron 35 personas— acabaron con los sueños del aerostato como medio de transporte durante décadas.

A diferencia del hidrógeno, el gas usado en el Hindenburg, el helio no es inflamable.

El vuelo del miércoles se llevó a cabo después de que uno de pruebas planeado para el domingo fue suspendido por un problema técnico no especificado.

  • Comparta este artículo
Vivir

Enorme dirigible Airlander 10 despega por primera vez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota