Pato Barraza ha sido políticamente incorrecto, luchador incansable en favor del talento nacional y una de las voces más reconocidas del rock criollo. Ahora, hace un repaso por su trabajo y es feliz por sus logros.

Por: Jessica Rojas Ch. 18 junio

Tras 30 años de andares por la escena musical costarricense, el compositor, cantante y músico Patricio Barraza compara su trayectoria con un viaje en kayak: “El cauce del río tiene una dirección, pero está compuesto por ramificaciones. A veces el agua es calmada, a veces es turbia. Ir improvisando y no saber a dónde vas a parar es parte de lo bonito de esto”, dice.

Pato –así es como se le conoce a este referente del rock y la música costarricenses– ha labrado una carrera artística a punta de ser “políticamente incorrecto” y de alzar la voz en favor del talento nacional.

Pato Barraza cumple 30 años en la música costarricense.
Pato Barraza cumple 30 años en la música costarricense.

Este 2017, Barraza festeja tres décadas en carreras, ires y venires musicales, experiencias con su guitarra y una legión de seguidores que le ha sido fiel.

El músico habló con Viva sobre sus experiencias, sobre cuál es el camino que lo ha llevado a ser quien es para la escena tica, su segunda paternidad y, por supuesto, de Frágil , su gran tema.

Primero que todo, hablemos de cómo será esta celebración, ¿qué tiene planeado?

Antes de que finalice el año voy a publicar un disco en homenaje a estos 30 años. Voy a incluir canciones que no se conocen tanto, todas regrabadas, con arreglos, producción nueva y cada una con un invitado de lujo. Me acompañarán desde Pedro Capmany, Geova de El Guato, Patiño Quintana, Bernal Villegas, Marta Fonseca (...), rescatamos un par de canciones con Fidel Gamboa y José Capmany también. Pongo a cada uno en lo que yo creo que es su estilo, pero ellos le han dado su propio color y hasta terminé casi que haciendo los coros. Este disco definitivamente va a sonar hermoso porque ellos son amigos y compañeros de carreras a quienes admiro.

¿Cuál considera que es su papel para la música nacional?

Me siento muy agradecido, me gusta el hecho de saber que en algo he podido ayudar a personas, instituciones o causas benéficas. También es un orgullo ser parte de la historia de alguna manera –buena o mala, pero soy parte de algo–. He estado en hechos importantes de la historia de la música costarricense, he podido aportar en algo y es muy bonito el que yo pueda dar un mensaje. Es gratificante que la gente se acerque después de los conciertos a darte palabras de aliento o a decirte que le ayudaste en algo.

Siempre tiene algo que decir, sabemos que Pato nunca se queda callado, que es incómodo...

Siempre he sido así para defender lo indefendible, soy políticamente incorrecto, siempre lo fui. Si eso no me trae la popularidad no importa, lo importante es llevar el mensaje.

¿Cree mucho en usted mismo, en su trabajo?

Primero que todo creo en lo que pienso y en lo que siento. Tengo la oportunidad de expresarlo, a veces es bien recibido a veces no. Me interesa aprovechar los espacios y los medios para crear polémica pero una que sea sana.

‘Frágil’ fue y es un éxito por donde se vea, ¿pero qué significa la canción para usted?

Verla crecer es lo maravilloso. Comprender las diferentes connotaciones que ha tenido históricamente y saber el cómo la recibe la gente es lo más emocionante de esta canción. Frágil fue rechazada porque no era comercial, no tenía estribillo y porque era muy larga. Recuerdo que la canción se programó en Radio Uno porque nos debían un favor y después de que las otras radios vieron que pegó me llamaron para que la volviera a llevar porque ni se la habían dejado.

¿Qué le dejó su participación con ‘Frágil’ en el Yamaha Music Quest’ 92, en Japón?

Cuando tuve chance de descansar y sopesar todo lo que estábamos haciendo pensé: “¡Qué diablos, cómo vine a parar aquí!” Fue muy grande, era mi segunda canción grabada y logramos representar a Latinoamérica.

¿Pero con esa presentación se crearon más oportunidades para usted como músico?

Al final tuvimos un primer encontronazo con la vida real. Alguien allegado nos dijo que el que tenía que ganar era uno de los tres participantes de Japón porque parte de los premios era un carro y mandar un carro de un país a otro era complicado. Después de ahí nos conformamos con representar dignamente al país; sin embargo, después vino un representante del concurso al país y nos dijo que en la encuesta del gusto del público quedamos en el tercer lugar. El público tenía una traducción de la letra y, como siempre me ha gustado tocar temas universales, es muy gratificante ver cuál interpretación le da a las piezas quien las escucha.

Pato Barraza cumple 30 años en la música costarricense.
Pato Barraza cumple 30 años en la música costarricense.

¿Qué fue lo que pudo pasar y no pasó en su carrera? Tuvo mucho auge y éxito con Inconsciente Colectivo y su música.

Creo que no me interesaba la exposición internacional, primero que todo porque disfruto mucho viajar por todo el país y el brinco afuera no me apeteció tanto. Obvio que uno desea estar en un escenario afuera, hubo un par de chances que rechacé, el primero por falta de experiencia y el segundo porque ya sentía que estaba en mi charco. Una carrera internacional es casi olvidarse del país y de la familia, es como pasa con el futbolista legionario y en el caso de un músico si ya es difícil para la familia el trabajo de uno, ahora imagínese si lo hace afuera, es más complicado. Los sacrificios son muy grandes y ¿para el beneficio de qué?

¿En su opinión cuál es el estado actual de la música tica?

Las estadísticas dicen que en el país se producen 800 canciones grabadas profesionalmente al año y ¿cuántas de esas canciones le llegan al público? Ahí está la relación amor-odio con las radios nacionales porque la música depende de la radio nacional y de la exposición que se le de en las emisoras ticas.

Cual fue entonces el mejor momento para producir música original?

Los últimos cinco años de los 90 la música nacional y sobretodo el rock original tuvo un gran apogeo en el cual se colaron bandas de ska y de roots. Esto se dio gracias a que la radio empezó a programar mucha música costarricense y en efecto, aunque parezca extraño, se vieron muy beneficiados porque subieron el rating. Después de ese tiempo todo cayó y ahora estamos con aproximadamente un 3,5% de música nacional radiable.

¿Qué se necesita entonces para lograr que la radio programe material tico?

Se programa, pero probablemente el 80% de eso es música vieja. Está perfecto que programen Frágil, pero tengo otras 70 canciones publicadas. Antes la excusa era que les daba miedo que las canciones no pegaran, pero no hace ningún daño que en medio de éxitos de afuera pongan un tema nacional.

¿Es cuestión de oportunidad entonces?

Hay algunas emisoras que hacen el esfuerzo, pero se necesita más. No es cuestión de calidad porque hay mucho material bueno, es un problema de oportunidad, de que los programadores se den cuenta de que hay talento y buenas obras.

Etiquetado como: