La compositora tica explica el origen y significado de las letras de su tercer producción en el estudio

Por: Carlos Soto Campos 31 marzo
A sus 17 años, Debi Nova partió a Los Ángeles en busca de una carrera en la música. Esa es la historia que cuenta su nuevo álbum, 'Gran ciudad'.
A sus 17 años, Debi Nova partió a Los Ángeles en busca de una carrera en la música. Esa es la historia que cuenta su nuevo álbum, 'Gran ciudad'.

San José (redacción)

Debi Nova lanzó el viernes 31 de marzo su segundo disco de larga duración, Gran ciudad. Esta nueva producción narra las experiencias que tuvo casi 20 años atrás, cuando decidió hacer una carrera en la música en Los Ángeles. Es la historia no contada de su desarrollo como artista.

"Me siento muy orgullosa de este disco, ¡me encanta oírlo! Parece mentira, pero después de haber trabajado tanto en un álbum, a veces cuesta que a uno le gusta lo que hace. Pero Gran ciudad, me gusta mucho", explicó la compositora en una entrevista.

Sin importar si la canción es nostálgica o alegre, Gran ciudad está lleno de ritmo. Así lo prueba el alegre sencillo Dale play y otros temas como No nos sobran los domingos o Club.

Conversamos con Deborah Nowalski, quien nos dio pistas sobre el origen de cada tema y el significado de las letras que escribió.

Club

Este álbum es un recorrido por mi historia en la gran ciudad, de cuando llegué a Los Ángeles a los 17 años (1998). El club de los aburridos, o simplemente Club, es el punto de partida de la historia y muestra un momento de rebeldía. Se trata de ignorar lo que piensen los demás y de decir "este sueño es mío y me voy a lanzar".

Gran ciudad

Gran ciudad tiene un mensaje bastante directo, es sobre querer viajar y hacer un montón de cosas. La canción le canta a la libertad y creo que la gran ciudad de la que canto puede ser cualquier cosa: puede ser un sueño, un trabajo. Es una metáfora sobre un riesgo que estás tomando, algo que es importante para vos.

El amor lo quita todo

La historia de Gran ciudad no es lineal, pero las primeras tres canciones tratan de dejar ir. El amor lo quita todo es esa última despedida; se trata sobre la impermanencia de las cosas, de ir hacia adelante. "El amor lo quita todo" es una especie de mantra que se me ocurrió. Es de mis favoritas para tocar en vivo.

No nos sobran los domingos

Generalmente no tengo canciones favoritas, pero No nos sobran los domingos me encanta. Siguiendo con el tema de la ciudad y la historia, para mí una de las cosas más difíciles de irme a vivir a Los Ángeles fueron los momentos de soledad y los domingos son los días más difíciles de todos, porque esos días no se trabaja, son los días para compartir con los que uno ama. De ahí surgió la idea de cantar a los domingos, pero ahora, que estoy casada, si hay un domingo en que mi esposo y yo estamos en el mismo lugar, sin tener trabajo que hacer, es algo de celebrar.

Bailar así

Esta canción tiene la particularidad de que canto un poco en portugués. Esa fue mi forma de honrar Río de Janeiro, el lugar que vio nacer el disco. Mi amigo Grecco Buratto me ayudó a traducir esta canción. La canción refleja esos momentos de sensualidad en los que hay tentación y uno sabe que no debería ir ahí, pero al final pesa la frase de que "la vida es muy corta".

Dale play

Tuve la gran bendición de que Sheila E. participara de esta canción, quien es uno de mis ídolos en la música. Por cosas del destino la conocí y ella toca timbales y canta en Dale play. Es una canción muy bailable y alegre, pero la escribí en un momento en el que estaba muy frustrada con lo que estaba pasando en el mundo. Pero, ¿qué se hace con el enojo? Nada, hay que canalizarlo y transformarlo.

Para que tú me quieras

Habla sobre tratar de encontrar el amor hacia uno mismo, una de las cosas más difíciles de lograr. Esta sociedad nos impulsa a respetar a los demás, a darle a amor al prójimo, pero tal vez no pasamos suficiente tiempo enseñándole a los niños o a los jóvenes que lo más importante es quererse como uno es con todos los defectos de molde con los que viene uno, apreciar todo eso que lo hace a uno especial. Es para celebrarse a uno mismo, una canción alegre para bailar frente al espejo y sentirse feliz.

Este amores

Es una canción muy inspirada en el blues y en ella tuve la bendición de compartir con Illa J, un rapero con quien hice una colaboración hace años, en su primer disco. Es una canción para esa persona que queremos tanto que a veces la queremos matar, para esos amores que matan.

Hábito

Hábito fue la última que compuse de las 11 canciones. La compuse con la guitarra y me quedé un buen rato tocando la secuencia de acordes y me produjo algo de melancolía. Algo que he vivido en mis relaciones es que se repiten las cosas, hay que llegar hasta un límite para hacer cambios, entonces esta canción le canta a romper esos hábitos.

Bola de cristal

Es una canción de amor en el sentido tradicional. La escribí para mi esposo (John Osborne) y se la canté el día de nuestra boda. Como dato curioso, también le canté Better Together, de Jack Johnson. El disco en el que viene, In Between Dreams, ha sido como el soundtrack de mi vida y fue grabado en vivo, completamente orgánico. Ese disco lo escuchaba montones cuando empecé a jalar con mi esposo. El productor del disco de Jack Johnson se llama Mario Caldato Jr. y él fue el mismo con el que trabajé mi álbum, también grabado en directo.

Pajarito

Pajarito la escribí cuando acababa de terminar el ciclo con mi primer álbum, Luna nueva (2010) y por eso es la más antigua de las canciones. Estaba completamente perdida, tratando de entender qué iba a pasar con mi vida. Con el primer disco uno se llena de expectativas, cree que le va a cambiar la vida, pero cuando esas expectativas no se cumplen, siente que el mundo se acabó. Esta canción se trata de liberarse de eso, de encontrar la experanza en lo que viene; se trata de aprender a sentir que la histora no termina, sino que apenas está comenzando.