Reveladoras palabras Aunque en su juventud se creía la mujer más hermosa del mundo, hoy la actriz reconoce que Berry la supera

Por: Gloriana Corrales 11 agosto, 2014

La actriz Julia Roberts sabe que llevará por siempre el título de Mujer bonita y ni siquiera se preocupa por ocultarlo, pero tiene la humildad suficiente como para lanzar un cumplido a quien fue su rival en escalafones de belleza durante sus años de juventud.

Número de lujo. Roberts fue seleccionada para la portada de la edición de aniversario de la revista InStyle . La entrevista saldrá en setiembre. Archivo/AFP
Número de lujo. Roberts fue seleccionada para la portada de la edición de aniversario de la revista InStyle . La entrevista saldrá en setiembre. Archivo/AFP

Roberts, hoy de 46 años, aparecerá en la portada de la edición del vigésimo aniversario de la revista InStyle , y desde ya da de qué hablar al confesar que solía colocarse a sí misma en un peldaño superior al de su colega, Halle Berry.

“Creo que siempre he estado en una especie de bando masculino de las chicas. Por ejemplo, nunca he sido seleccionada como una de las cinco actrices más sexis en biquini. Y, honestamente, eso es un regalo del cielo”, dijo en la entrevista que se publicará en setiembre. “Cuando estaba más joven, pensaba: ‘Soy la más hermosa, no Halle Berry. ¡Ella no lo es!’. Pero, al final, sí lo es, ¿sabes?’”, aseveró.

“Conociendo a Julia, estamos seguros de que lo dijo como un cumplido”, apunta al respecto el portal de noticias de E!

La ganadora del Óscar por Erin Brockovich (2000) ha sido nombrada como la mujer más hermosa del mundo por la revista People en cuatro ocasiones; mientras que Berry ha tenido esa satisfacción 11 veces.

Eso sí, Roberts no deja de captar la atención por su belleza. A inicios de este mes se convirtió en trending topic en Twitter por sus esculturales piernas, tras aparecer en The Tonight Show , de Jimmy Fallon.

Ojo público. En la entrevista para InStyle , la actriz también conversó sobre cómo ha cambiado la alfombra roja a través de los años.

“Yo era esa amiga a la que podías llamar a las 3 de la tarde y decirle: ‘Tengo una premier esta noche. ¿Vendrías conmigo?’. Y yo simplemente tomaba una ducha y me iba. Yo vestía mucho más vintage, tenía una jacket military y unos leggins de rayas que usaba todo el tiempo. Eran tiempos muy divertidos. La gente era menos crítica, menos punzante con lo que se te ocurriera llevar a una farmacia”, dijo.

Etiquetado como: