Medios internacionales aseguran que a la cantante Katy Perry se le negó también la entrada al país

Por: Lucía Vásquez 17 noviembre
Las modelos brasileñas Adriana Lima y Alessandra Ambrosio en el desfile del 2014, en el Earls Court Exhibition Centre en Londres. EFE
Las modelos brasileñas Adriana Lima y Alessandra Ambrosio en el desfile del 2014, en el Earls Court Exhibition Centre en Londres. EFE

Al parecer, las supermodelos de lencería y los funcionarios de la República Popular de China no se llevan muy bien.

De acuerdo a medios internacionales, el Victoria’s Secret Fashion Show en Shanghái, que se realizará en dos semanas, se encuentra en medio de apuros.

China ha estado negando visas a modelos que participarían en el evento. Julia Belyakova, Kate Grigorieva e Irina Sharipova, originarias de Rusia, y a Dasha Khlystun, de Ucrania, son algunas de las participantes a las que se les negó la entrada al país.

Además, este viernes se informó que a la cantante estadounidense Katy Perry también se le negó el visado, lo que arruinó los planes para presentarse en el desfile de moda anual que se realizará a finales de mes.

Bloggeros de moda y asistentes están cancelando sus viajes para el evento en el que participarán top models como Adriana Lima, Alessandra Ambrosio y Karlie Kloss.

Productores de televisión también se encuentran en disputas burocráticas para sacar permisos de rodar fuera del Mercedes-Benz Arena, donde se celebrará el evento.

Los empleados de Victoria’s Secret en China no pueden enviar comunicados de prensa ya que deben ser aprobados por funcionarios del gobierno.

Según la agencia El Universal, la cuenta de Instagram VSModelSpain publicó una captura de pantalla de una conversación que sostuvo con la modelo Dasha Khlystun, en la que ella confirma que no desfilará.

Hasta el momento se desconoce por qué China está negando visas a modelos.

“Hay rumores de que algunos fans chinos pidieron que se le negara la visa a Gigi Hadid por un video que ella publicó a inicios del 2017 en sus redes sociales, el cual califican de racista porque la modelo imita los rasgos orientales de una galleta de Buda”, escribió El Universal.

Causas desconocidas
Katy Perry en una presentación en el Grauman's Chinese Theatre en el 2012, en Los Ángeles. AP
Katy Perry en una presentación en el Grauman's Chinese Theatre en el 2012, en Los Ángeles. AP

El resentimiento de China contra la cantante Katy Perry parece remontarse al 2015, cuando Perry ofreció un concierto en Taiwán en el que lució una bandera taiwanesa.

“Este país no está reconocido como independiente por China, que lo ve como un estado separatista. Taiwán, que no está en las Naciones Unidas, a menudo no puede usar su himno nacional y su bandera nacional en eventos internacionales debido a la presión de un país mucho más poderoso”, escribió el medio ABC. “Para el concierto, la cantante se vistió con un traje lleno de girasoles, una decisión que probablemente enfureció aún más a los funcionarios chinos. El vestido fue visto como una referencia a la ‘revolución del girasol’ de Taiwán que tuvo lugar en el 2014, un movimiento que vio al país luchar por la autodeterminación”.

Según el medio, se sospecha que la negativa de China a recibir el evento podría estar relacionado con el reciente fallecimiento de una modelo de 14 años en la Semana de la Moda de Shanghái.

Al parecer, la joven se desvaneció después de un desfile de más de trece horas y entró en coma. Fue llevada al hospital en Shanghái al día siguiente y murió dos días después.