Tecnología

Automóviles sin conductor sufren pequeños daños en California

Actualizado el 11 de mayo de 2015 a las 01:31 pm

Tecnología

Automóviles sin conductor sufren pequeños daños en California

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El vehículo autónomo de Google utiliza batería y podrá alcanzar una velocidad de 40 Km por hora. (AFP)
Cuatro de los cerca de 50 autos sin conductor que ruedan en la actualidad por California han sufrido accidentes desde septiembre, cuando el estado comenzó a emitir licencias para que empresas pudiesen probarlos en vías públicas.
Dos accidentes ocurrieron cuando los coches se manejaban automáticamente; en los otros dos, había una persona conduciendo el volante, dijo a la Associated Press una persona familiarizada con los reportes de accidentes.
Tres de los accidentados eran todoterrenos Lexus que Google Inc. equipó con sensores y computadoras en su agresiva campaña para desarrollar la  “ conducción autónoma ” , una meta compartida por el gigante tecnológico y fabricantes de autos tradicionales. El proveedor de piezas Delphi Automotive tuvo otro siniestro con uno de sus dos coches de pruebas.
Google y Delphi dijeron que sus vehículos no fueron los responsables en los accidentes, calificados como menores por ambas.
Desde septiembre, cualquier accidente debe ser reportado al Departamento de Vehículos Motorizados del estado. La agencia dijo que ha habido cuatro, pero que no realizaría comentarios sobre los fallos o cualquier otro detalle, citando la ley californiana que estipula que los informes de colisiones son confidenciales.
La persona familiarizada con los informes de los accidentes dijo que los coches tenían activado el modo de auto conducción en dos de los cuatro casos, todos ellos registrados cuando circulaban a menos de 16 kph  (10 mph) . La fuente habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada a discutir los reportes en público.
Otras cinco empresas tienen permisos para realizar ensayos. En respuesta a preguntas de la AP, todas dijeron que no habían sufrido siniestros. En total, hay 48 coches con autorizaciones para realizar pruebas en vías públicas.
El hecho de que ni las empresas ni el estado hayan revelado los accidentes preocupa a quienes dice que el público debería tener información para controlar el avance de la tecnología que sus  propios desarrolladores reconocen que es imperfecta.
John Simpson, critico desde hace años con Google como director de privacidad de la ONG Consumer Watchdog, destacó que el objetivo último de la empresa en un coche sin volante ni pedales. Esto supondría que una persona a bordo no podría intervenir si el autor pierde el control, lo que hace  “ incluso más importante que los detalles de cada accidente se hagan públicos — para que la gente sepa qué diablos está pasando ” .
Un punto importante para vender este tipo de vehículos es la seguridad. Sus cámaras, radar y sensores laser les dan una comprensión mucho más detallado del entorno que el que tiene una persona. Sus tiempos de reacción deberían ser también más rápidos. Los autos podrían programarse para ajustarse si notan la cercanía de un choque — alejarse un poco, apretar los cintos de seguridad, hacer sonar la bocina o hacer señas con las luches para alertar a un conductor despistado.
La prioridad hasta el momento es enseñarles a evitar causar accidentes serios que podrían afectar a la aceptación que el público y los políticos tienen de esta tecnología, dijo Raj Rajkumar, un pionero de este sistema con la Universidad de Carnegie Mellon.
En el accidente de octubre de Delphi, el frontal de su Audi SQ5 de 2014 quedó ligeramente afectado cuando, mientras esperaba para girar a la izquierda, otro coche lo golpeó por un costado, según el informe del siniestro que la firma compartió con la AP. El auto no tenía activado el sistema de manejo autónomo, señaló la vocera de Delphi Kristen Kinley.
Google, que tiene 23 Lexus, no comentó los detalles de sus tres siniestros.
Estos no son los primeros que sufre el gigante tecnológico: En una sesión informativa con periodistas el año pasado, el líder del programa de conducción automática de Google reconoció otros tres cuando la empresa puso este tipo de coches en las carreteras hace varios años — sin el permiso oficial del gobierno — hasta mayo de 2014.
En un comunicado escrito, Google dijo que desde septiembre, los coches manejados en calles próximas a su sede en Mountain View sufrieron  “ un puñado de accidentes menores, con pocos daños, sin heridos y causados, por el momento, por errores humanos y fallas de atención ” .
Google señaló que aunque la seguridad es primordial pueden esperarse algunos choques, dado que sus autos tienen  “ el equivalente a más de 15 años de conducción humana típica ” , o aproximadamente 225.000 kilómetros  (140.000 millas) .
La tasa estadounidense para  “ accidentes con daños solo sobre la propiedad ”  es de alrededor de 0,3 por cada 100.000 millas conducidas  (160.000 kms) , de acuerdo con datos de la Administración Nacional de Seguridad Vial.
En este contexto, los tres de Google en unas 140.000 millas pueden parecer una cifra alta. Según señaló la empresa, sin embargo, anualmente podría haber 5 millones de accidentes menores que no se reportan a las autoridades, por lo que es difícil medir el grado de normalidad de los datos de Google.
Otros tres estados aprobaron leyes para poner coches con auto manejo en sus carreteras. Reguladores en Nevada, Michigan y Florida dijeron que no estaban al tanto de ningún siniestro.
A medida que proliferen los autos con conducción autónoma, surgirán otros problemas con los que los conductores humanos han tratado durante décadas, sobre todo quién es el responsable de un accidente. A cada coche de prueba se le exige un seguro de 5 millones de dólares.
PUBLICIDAD
  • Comparta este artículo
Tecnología

Automóviles sin conductor sufren pequeños daños en California

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota