Tecnología

Análisis del Censo 2011 y Atlas de desarrollo humano cantonal 2012

Baja escolaridad y oficio doméstico alejan de Internet a las mujeres mayores de 50 años

Actualizado el 18 de octubre de 2013 a las 12:09 am

Población femenina es más grande frente a la masculina, pero ellos se conectan más

Mujeres de 50 a 59 años casi triplican las horas trabajo que los hombres dan a la casa

Tecnología

Baja escolaridad y oficio doméstico alejan de Internet a las mujeres mayores de 50 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Educación, el gran diferenciador en la web ( MANUEL CANALES Y JUAN FERNANDO LARA/ LA NACIÓN)

Las mujeres costarricenses con más de 50 años de edad usan menos Internet que los hombres en ese mismo rango, porque, afirman analistas, estas crecieron en una época cuando su horizonte las relegaba más a las tareas domésticas y, la educación académica, era más un asunto más para “ellos”.

Ese pasado aún hoy influye en su disponibilidad de tiempo para navegar por Internet, denotan los especialistas y los reflejan los datos. Al examinar por género el nivel académico de la población nacional y compararlo con quienes usan Internet, se aprecian las brechas.

Un análisis a partir de datos del Censo 2011 y del Atlas de desarrollo humano cantonal 2012 , evidencia que pese a ser mayor la cantidad de mujeres del país, son los varones quienes poseen niveles más altos de escolaridad. En ese segmento, las mujeres suman 53%, pero solo el 20% de ellas usa Internet. En cambio, del 48% de hombres, 24% sí utilizan la web.

Esos porcentajes contrastan con la población menor de 50 años donde hay 796.313 mujeres que aprovecha Internet (50,4% de total) frente a 781.221 (49,6%) hombres.

Grado académico. En Costa Rica habitan más de 868.000 personas nacidas antes de 1963, de las cuales 188.000 (22%) están ‘en línea’. El 50% de ellos llegó a la universidad y el 28% al colegio. En el restante 78% (680.000 personas), el 64% no pasó de la escuela, el 19% llegó hasta el colegio, el 6% cursó universidad y el 10% no posee grado alguno.

Al comparar a los mayores de 50 años por su nivel académico, el golfo que separa los géneros se ensancha: 53% de varones sí llegó a la universidad, frente a 49% entre ellas.

“La población de 50 años o más refleja una Costa Rica muy distinta a la actual. Los hombres tenían más facilidades de acceso a educación más allá de la escuela”, explicó Édgar Gutiérrez, director de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR).

“La Internet, en general, es solo para los nacidos antes de 1963 que pasaron de la escuela. Allí, los hombres aventajan a las mujeres”, afirma Gutiérrez, autor del Atlas de desarrollo humano cantonal.

Desequilibrio doméstico. Hombres y mujeres son aptos por igual para Internet, pero una disparidad en la distribución de tareas domésticas, también las aleja a ellas de los teclados. Los hombres de 50 a 59 años dedican 16 horas promedio a la semana al trabajo doméstico. Mientras, las mujeres en esa franja, solo dedican 44.

PUBLICIDAD

Por su parte, los varones de 60 años y más emplean 19 horas a labores del hogar, mientras las mujeres asignan 38, detalla la encuesta Uso del tiempo en la Gran Área Metropolitana 2011, del Instituto Nacional de Estadística y Censos, Universidad Nacional (UNA) y el Instituto Nacional de las Mujeres.

Las mujeres casadas, unidas, separadas, divorciadas o viudas invierten más tiempo en labores domésticas y de cuido, así como las jefas de hogar. Esto significa que los hombres de cualquier edad tienen más horas de tiempo libre y las mujeres menos, lo que redunda en limitar su acceso a Internet, explicó Irma Sandoval Carvajal, estadística del Instituto de Estudios Sociales en Población (Idespo-UNA).

“Esto se debe a la división sexual del trabajo, a la socialización que recibimos donde la mujer es relegada a lo privado como reproductora y el hombre a lo público”, añadió Sandoval, una de las autoras de la encuesta sobre uso de tiempo.

Desde el proceso educativo, se aparta socialmente a las mujeres de las carreras más “tecnológicas”, indica. Por ejemplo, citó que hasta hace poco carreras universitarias como las ingenierías, eran un campo solo de hombres, y la educación preescolar y escolar, de mujeres.

Con las capacidades que ofrece la Internet a una persona para conectarse, aprender, aumentar su productividad y localizar oportunidades, la ausencia de las mujeres en esta red podría estar abriendo una nueva brecha contra ellas: su marginación digital.

  • Comparta este artículo
Tecnología

Baja escolaridad y oficio doméstico alejan de Internet a las mujeres mayores de 50 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota