Sucesos

Policía apresa a Pareja y a su cómplice

Pareja y cómplice caen por prostituir a extranjeras en bar

Actualizado el 13 de julio de 2013 a las 12:00 am

Alrededor de 15 mujeres, dominicanas y nicaragüenses, eran víctimas de red

Grupo cobraba ¢13.000 por servicios de mujeres y las mantenía encerradas

Sucesos

Pareja y cómplice caen por prostituir a extranjeras en bar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las autoridades apresaron a un hombre y a su compañera durante el allanamiento al bar.  | CARLOS VARGAS.
ampliar
Las autoridades apresaron a un hombre y a su compañera durante el allanamiento al bar. | CARLOS VARGAS.

Liberia. Tres personas fueron detenidas como sospechas de obligar a unas 15 extranjeras –principalmente nicaragüenses y dominicanas– a prostituirse en un bar.

El operativo policial se realizó la noche de este jueves en el bar Sol y Luna (también conocido como La Casa Rosada), ubicado en barrio La Victoria, en Liberia, Guanacaste.

En la acción participaron oficiales de la Policía Profesional de Migración, fiscales y funcionarios de la Oficina de Atención a la Víctima, informó el Ministerio Público.

Al momento del allanamiento, fue apresada una mujer de apellido Moya, quien al parecer era la líder del grupo. También fue detenido su compañero, de apellido Bonilla.

Aparte de la pareja, la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada informó de que se aprehendió una tercera persona , de la que no se brindó detalle.

Todos enfrentan cargos por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, que es sancionado con prisión de seis a diez años.

Encerradas. De acuerdo con la información obtenida por la Policía, la red criminal reclutaba a mujeres mayores de edad, las llevaba al bar y las mantenía encerradas por un tiempo.

Posteriormente, las obligaba a tener relaciones sexuales con clientes del establecimiento.

Según la investigación, otros empleados del local eran los encargados de cobrar alrededor de ¢13.000 por los servicios sexuales que daban las mujeres. Las víctimas, además, eran forzadas a laborar hasta 12 horas diarias.

Al momento del allanamiento, las autoridades encontraron en el sitio a 10 clientes, quienes fueron revisados en caso de que tuvieran asuntos penales pendientes. Si la gestión resultaba negativa, eran puestos en libertad.

Las ofendidas narraron a los funcionarios judiciales que los sospechosos las tenían prácticamente encerradas pues tenían que vivir en las habitaciones del local y les impedían salir a la calle.

Las investigaciones comenzaron hace unos cuatro meses.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Pareja y cómplice caen por prostituir a extranjeras en bar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota