Juez presidió la Sala Constitucional durante casi dos años y fue magistrado por 14 años

Por: Manuel Avendaño A. 19 octubre, 2015

San José

Con aplausos, palabras de respeto y de admiración por la labor cumplida, cada uno de los 21 magistrados de la Corte Suprema de Justicia se despidió del presidente de la Sala Constitucional, Gílbert Armijo, en la sesión de este lunes.

Armijo fue breve ante sus compañeros y dijo que se retira a disfrutar de su pensión "en paz" y consciente de que le entregó todo lo que le podía entregar al Poder Judicial.

El presidente de la Sala Constitucional fue magistrado propietario durante los últimos 14 años y suplente por seis años. Se jubila a partir del próximo 1.° de noviembre luego de 34 años de laborar en el Poder Judicial.

El funcionario tiene 34 años de carrera judicial. | ARCHIVO.
El funcionario tiene 34 años de carrera judicial. | ARCHIVO.

Gílbert Armijo Sancho, de 59 años y vecino de Belén, espera tener más tiempo para disfrutar con su familia, su esposa, su perro y su motocicleta.

El cálculo de la pensión de Armijo todavía no se ha realizado; sin embargo, el juez magistrado recibe un salario mensual de ¢5.300.000. De acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial, la pensión de un funcionario se calcula con base en los últimos 24 salarios recibidos.

Legado en Sala IV. El juez magistrado estuvo al frente de la presidencia de la Sala Constitucional por los últimos dos años y encabezó votaciones álgidas como las anulaciones a la Reforma Procesal Laboral y Calle 13 Bis, ambos vetos impuestos por Laura Chinchilla fueron levantados por el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

Recientemente, la Sala IV acogió para estudio una acción de inconstitucionalidad presentada por el bloque de diputados cristianos contra el decreto que regula y permite la fertilización in vitro (FIV) en Costa Rica.

Para Armijo, sus prioridades siempre fueron temas relacionados con el acceso a la información, los temas de salud, FIV y diversidad sexual.

El presidente de la Sala IV se acogió a su jubliación anticipada, antes de que se vote la acción de inconstitucionalidad presentada por el abogado Yashin Castrillo que pretende legitimar las uniones de hecho entre personas del mismo sexo.