Por: Katherine Chaves R., Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 28 abril, 2016

Un recluso que gozaba de un beneficio carcelario fue detenido la noche del martes por asaltos violentos ocurridos en marzo, según confirmó el Ministerio Público.

La Fiscalía detalló que la captura del sujeto se dio cuando llegó a dormir al Centro de Atención Semiinstitucional (CASI) en Guadalupe de Goicoechea.

El Ministerio Público informó de que se trata de un sujeto de apellido Martínez, de 24 años, quien en el 2014 fue condenado a 13 años y ocho meses de prisión por dos delitos de robo agravado.

Se intentó conocer desde hace cuándo fue reubicado al régimen semiabierto y si se trató de una valoración ordinaria o extraordinaria, empero el Ministerio de Justicia comunicó que no tendrían esa información por hoy.

Recaída. Los hechos que ahora se le achacan a Martínez ocurrieron el 20 y 31 de marzo en Loma Linda de Desamparados, según la Fiscalía de esa zona.

En apariencia, el sospechoso actuó de una manera muy similar en ambos asaltos: amenazó a las víctimas con un arma de fuego en la cabeza y les robó pertenencias como celulares y carteras.

Ayer, durante una diligencia de reconocimiento, una de las personas ofendidas señaló a Martínez como su atacante.

En la tarde de este jueves, la Fiscalía solicitó tres meses de prisión preventiva contra el sospechoso, sin embargo el Juzgado Penal de Desamparados rechazó la solicitud. El Ministerio Público apeló la decisión y está en espera de que se fije una nueva audiencia.