Sucesos

Homicidios prescriben al transcurrir 10 años

Tiempo sepulta en impunidad crímenes sonados en el país

Actualizado el 23 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Muerte de periodista Ivannia Mora cumple una década hoy

OIJ difirió de Fiscalía en casos como el de la niña Josebeth Retana

Sucesos

Tiempo sepulta en impunidad crímenes sonados en el país

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El paso del tiempo, que ayuda a las familias de víctimas de homicidios a aliviar el dolor, también puede ser aliado de la injusticia.

Crímenes sonados en el país quedan impunes, o corren ese riesgo, si se cumple el plazo de prescripción, que en Costa Rica es de 10 años.

El ejemplo más claro es el homicidio de la periodista Ivannia Mora Rodríguez, del cual hoy se cumple una década. Ella fue asesinada el 23 de diciembre del 2003 en Curridabat (San José). Por ese crimen fueron juzgados y absueltos seis imputados, incluido el empresario Eugenio Millot Lasala.

Otro caso conocido en el país es el de la niña Josebeth Retana, quien apareció muerta el 5 de setiembre del 2005 en Sarapiquí. Su muerte no ha sido castigada.

La periodista Ivannia Mora murió a sus 33 años. La Policía Judicial y la Fiscalía dicen que el caso  fue resuelto, pero  una falla al recolectar una prueba por parte de un juez, hará que  quede impune.
ampliar
La periodista Ivannia Mora murió a sus 33 años. La Policía Judicial y la Fiscalía dicen que el caso fue resuelto, pero una falla al recolectar una prueba por parte de un juez, hará que quede impune.

Ivannia. Jorge Rojas, exdirector del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), sostuvo que para la Policía el crimen de Mora fue resuelto.

En ese caso, los imputados fueron librados totalmente en el 2009 cuando la Sala Tercera confirmó la absolutoria dictada en el 2006 por el Tribunal de Juicio de Goicoechea. Los magistrados, por mayoría, apoyaron la posición de que un anticipo de testimonio tomado en Colombia no cumplió con los requisitos necesarios.

“Yo creí que se podía repetir la prueba, pero la Sala Tercera resolvió que no. La ley tiene cosas tan extrañas y ese tipo de cosas la gente no se las explica. Por un formalismo, el caso se vino abajo”, manifestó el exjefe policial.

Osvaldo Henderson, fiscal que llevó ese caso, coincidió en que, más allá del tiempo, el problema es que el asunto ya fue juzgado.

“Procesalmente, no hay nada que hacer”, dijo el funcionario.

Henderson admitió que, si se tuviera a un nuevo sospechoso, se podría reabrir el expediente, pero señaló que no es esa la situación.

“Fue una excelente investigación del OIJ”, sostuvo.

Lílliam Rodríguez, madre de la periodista, dijo que las autoridades podrían analizar el expediente para ver si existe alguna posibilidad de que no quede impune.

José Rodolfo Ibarra, presidente del Colegio de Periodistas, indicó que solicitará al área jurídica de la entidad que analice si se puede realizar alguna acción al respecto.

PUBLICIDAD

Recientemente, el fiscal general de la República, Jorge Chavarría, ordenó que se revise nuevamente el expediente del Psicópata, a quien se le atribuyen 19 homicidios, con el fin de determinar si desde la perspectiva del femicidio hay elementos para retomar la indagación. El último de los asesinatos que, supuestamente, cometió ese sujeto, ocurrió en 1996.

La muerte de la niña Josebeth Retana,  el 5 de setiembre del 2005, en Sarapiquí, aún es misterio.
ampliar
La muerte de la niña Josebeth Retana, el 5 de setiembre del 2005, en Sarapiquí, aún es misterio.

Diferencias. El 5 de setiembre del 2005 desapareció la niña Josebeth Retana, de ocho años, en Horquetas de Sarapiquí. Cuatro días más tarde se encontró su cadáver en un saco, en una quebrada. ¿Quién es el homicida? Aún es un misterio.

Rojas resaltó que la Policía Judicial entregó a un imputado por ese caso, pero hubo diferencias con el Ministerio Público.

“Situamos al sospechoso en tiempo y espacio y se recolectó prueba física, como un saco, un pelo, pero un fiscal dijo que sí le parecía que había prueba suficiente y otro que no, y ahí se quedó”, expresó el exjefe policial pensionado.

El principal sospechoso del crimen de la pequeña fue, en su momento, el vecino Alexánder Salamanca, a quien correspondía el vello púbico encontrado. También fue sospechosa la madre de la menor, Maribel Retana Rojas.

El caso de esta niña se archivó en noviembre del 2007.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Tiempo sepulta en impunidad crímenes sonados en el país

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota