Sucesos

Homicidio ocurrió en Filadelfia, Guanacaste

Salonera murió asesinada de martillazo en la nuca

Actualizado el 21 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Sospechoso del crimen sería la pareja de la víctima, según reportan los vecinos

Sucesos

Salonera murió asesinada de martillazo en la nuca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El cuerpo de la víctima fue encontrado en la cocina. | REBECA ÁLVAREZ.

La salonera Hazel Patricia Quiñones Acuña, de 38 años, debía llegar a las 6 p. m. de este sábado al restaurante donde trabajaba, pero nunca lo hizo.

La mujer fue asesinada de un martillazo en la nuca, entre la tarde del sábado y la mañana del domingo, según la Policía.

El brutal crimen ocurrió dentro de la casa de Quiñones, en Filadelfia, Guanacaste.

La Fuerza Pública del lugar informó de que el sospechoso es un hombre de quien no se tienen detalles, pero los vecinos identifican como pareja de la víctima.

Sin embargo, hasta este domingo no había ninguna persona detenida por el caso.

Versiones. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detalló que el dueño del restaurante donde laboraba Quiñones se preocupó cuando se percató de que ella no se había presentado en su horario habitual.

Por eso, envió a otro de sus empleados a buscarla, pero este le manifestó que la vivienda estaba cerrada y oscura.

Por su parte, la Fuerza Pública maneja la versión de que la supuesta pareja de Quiñones fue al restaurante para justificar la ausencia de la mujer. En ese momento, le habría asegurado al dueño que ella se encontraba muy enferma y necesitaba ¢300.000 para llevarla al hospital.

Supuestamente, el jefe de Quiñones, cuya identidad no trascendió, le dio el dinero y el sujeto se retiró del lugar.

La mañana del domingo, el jefe de Quiñones seguía sin tener noticias de la salonera, por lo que fue a buscarla a la casa. Allí encontró el cuerpo tendido en el piso de la cocina.

Sin testigos. La vivienda más cercana a la que ocupaba Quiñones se encuentra a unos 50 metros de distancia. Los vecinos le aseguraron a la Policía que no vieron ni escucharon nada.

Asimismo, los lugareños manifestaron que si bien el supuesto sospechoso y la víctima no convivían, él tenía llaves de la casa y permanecía allí varios días a la semana.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Salonera murió asesinada de martillazo en la nuca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota