Sucesos

Caso de Incendio en Pocosol

Relojero preso por incendio en el que murieron su esposa y nieto se quitó la vida

Actualizado el 20 de julio de 2013 a las 12:00 am

Estaba en Hospital Psiquiátrico y fue llevado a San Carlos debido a audiencia

Cuando quedó sin vigilancia, se colgó de una puerta con su propio pantalón

Sucesos

Relojero preso por incendio en el que murieron su esposa y nieto se quitó la vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El incendio en el que murieron la esposa y el nieto del relojero ocurrió el 12 de octubre pasado, a las 6 de la mañana,  en su casa de habitación, en Santa Rosa de Pocosol de San Carlos, Alajuela.  | CARLOS HERNÁNDEZ
ampliar
El incendio en el que murieron la esposa y el nieto del relojero ocurrió el 12 de octubre pasado, a las 6 de la mañana, en su casa de habitación, en Santa Rosa de Pocosol de San Carlos, Alajuela. | CARLOS HERNÁNDEZ

Ciudad Quesada. Un relojero que estaba preso como sospechoso de causar el incendio en el que murieron su esposa y un nieto de nueve años apareció muerto en las celdas del OIJ de San Carlos, Alajuela.

Marisel Rodríguez, vocera del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), confirmó ayer que el sujeto se suicidó antes de las 11 de la noche del jueves.

Se trataba de un hombre de 53 años de edad, de apellido López, quien había sido detenido en octubre, tras el siniestro en Santa Rosa de Pocosol, San Carlos.

Gerald Campos, jefe regional del OIJ, informó de que López llegó a las celdas el jueves a eso de las 4 p. m. procedente del Hospital Nacional Psiquiátrico, en San José, donde recibía atención médica como una de las medidas que le había impuesto un Juzgado Penal.

El detenido había sido llevado para una audiencia de revisión de medidas cautelares.

Campos detalló que el preso se colgó con su propio pantalón, el cual amarró de una puerta.

Los agentes de la Sección Inspecciones Oculares y de Recolección de Indicios del OIJ hicieron el levantamiento del cuerpo y lo trasladaron a la Morgue Judicial, ubicada en San Joaquín de Flores.

Cuidados. Según indicó el jefe regional del OIJ, una vez que el detenido llegó a las celdas de Ciudad Quesada, se tomaron algunas medidas para prevenir incidentes.

Campos detalló que, por ejemplo, al hombre se le retiraron los cordones de los zapatos, la faja y cualquier otro artículo de riesgo.

Sin embargo, según apuntó el oficial, el detenido logró usar el pantalón para amarrarlo de la puerta metálica de dos metros de altura y quitarse la vida.

El jefe policial también especificó que, en el momento del suicidio, López se encontraba solo en una de las celdas.

Además, Campos resaltó que, durante la noche, en el área de detenidos solo hay un operador de radio y los vigilantes hacen revisiones cada media hora o una hora.

El relojero fue visto muerto alrededor de las 11 p. m.

Tragedia. El incendio en el que murieron la esposa de López y el nieto ocurrió el 12 de octubre a las 6 a. m.

PUBLICIDAD

Tras el fuego, las víctimas mortales fueron halladas en sus respectivas camas.

Las autoridades identificaron a la mujer muerta como Margarita Carazo Leiva, de 51 años.

López fue arrestado como el principal sospechoso, pero estuvo unos días hospitalizado debido a heridas causadas por el fuego. Luego, un juzgado penal ordenó su internamiento en el Psiquiátrico.

Las autoridades dijeron que él se había mostrado deprimido. Nunca habló de motivos para provocar el incendio.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Relojero preso por incendio en el que murieron su esposa y nieto se quitó la vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota