Sucesos

OIJ investiga 3 asesinatos ocurridos en 13 horas

Actualizado el 17 de enero de 2015 a las 12:00 am

Joven lanzado en calle josefina tenía quemaduras y fuerte olor a combustible

En otro hecho, asesinan a anciano en Golfito para robarle ¢500.000

Sucesos

OIJ investiga 3 asesinatos ocurridos en 13 horas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El cuerpo de José David Vega Ugalde, de 31 años, quedó tendido en la playa, en Bandera de Parrita, Puntarenas. Fue lanzado de un vehículo hacia las 8 p. m. del jueves y le dispararon en varias ocasiones en la cabeza y el abdomen. Un pescador escuchó el vehículo huir del sitio y alertó a la Policía. Vega vivía en San Ramón, Alajuela. | ALEXÁNDER PÉREZ.

La Policía investiga los asesinatos de tres hombres, ocurridos en playa Bandera de Parrita, Curridabat y Golfito, entre la noche del jueves y la mañana de este viernes.

Los hechos no tienen relación entre sí y pusieron a correr a los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) por el corto tiempo transcurrido entre ellos, que fue de 13 horas.

El primer caso ocurrió en playa Bandera y lo reportó un pescador de apellido Sáenz, el jueves, hacia las 7:50 p. m.

El testigo aseguró haber escuchado un vehículo entrar a la playa a gran velocidad y, luego, tres detonaciones. Después, el automóvil se fue.

El testigo esperó unos minutos y fue a la playa a verificar qué había ocurrido.

Sáenz encontró un hombre tendido en la arena, boca arriba y con heridas en la barbilla, el hombro y el abdomen.

Paramédicos de la Cruz Roja lo declararon fallecido.

La víctima tenía tres tatuajes: un alacrán, el nombre ‘Marcos’ y la cabeza de un león. Los dos primeros, en el hombro derecho, según se precisó.

El OIJ lo identificó como José David Vega Ugalde, de 31 años, quien era vecino de San Ramón de Alajuela, casado y padre de cuatro hijos.

El hombre portaba en el pantalón la cédula. Según las autoridades, tenía antecedentes por drogas y desobediencia.

En el sitio se hallaron varios casquillos de un arma.

Otro hecho. El segundo caso ocurrió a la orilla de la carretera frente al Indoor Club, en barrio Nuevo de Curridabat.

La víctima fue identificada como Miguel Piedra Naranjo, de 23 años, quien no registra antecedentes penales y, al parecer, vivía en Pavas y estaba desaparecido desde el miércoles.

Alexánder Porras, de la Cruz Roja, informó de que el hallazgo lo alertó un vecino, el jueves hacia las 10 p. m.

Según narró el testigo, un vehículo se acercó a un basurero de la localidad y, de manera sospechosa, lanzó una especie de bulto a una alcantarilla. Posteriormente, huyó.

La Policía detalló que la víctima estaba atada de pies y manos, y tenía el rostro cubierto con cinta adhesiva, similar a la utilizada para tapar goteras.

PUBLICIDAD

El cuerpo no presentaba heridas de arma, pero sí señales de quemaduras en el brazo derecho, las manos y la espalda, y despedía un fuerte olor a combustible.

Asalto. El tercer homicidio fue el de Ananías Robles, de 83 años, quien presentaba serios golpes en la cabeza.

El cuerpo fue encontrado este viernes en Las Trenzas de Golfito, Puntarenas.

Hacia las 9 a. m., un profesor de la zona, Raúl Venegas, salió a caminar con su mascota y esta se le soltó y lo condujo hasta un sector cercano a un río, donde el educador halló a la víctima cubierta por hojas de plátano.

El adulto mayor estaba boca abajo y tenía una herida en el pómulo derecho y un golpe en la cabeza. Al parecer, lo asaltaron para robarle ¢500.000 que, según dijo el vecino Víctor Venegas, desde ayer quería que alguien se los guardara.

En el sitio encontraron un tubo con el que lo habrían matado.

La víctima vivía con un hijo, pero este se fue a trabajar a San Vito de Coto Brus.

  • Comparta este artículo
Sucesos

OIJ investiga 3 asesinatos ocurridos en 13 horas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota