Sucesos

Los Ángeles de Limoncito, Coto Brus

Joven mata a extranjera con una piedra y luego se acusa

Actualizado el 24 de julio de 2014 a las 12:00 am

Sospechoso llamó al 9-1-1 y confesó que asesinó a mujer porque ella lo agredía

Víctima pertenecía a familia fundadora de iglesia menonita en San Vito de Coto Brus

Sucesos

Joven mata a extranjera con una piedra y luego se acusa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Coto Brus.
ampliar
Coto Brus. (William Sánchez)

Un joven de 20 años llamó al sistema de emergencias 9-1-1 para contar a las autoridades que minutos antes había dado muerte, al golpear con una piedra en la cabeza, a una extranjera de 37 años, en Los Ángeles de Limoncito, Coto Brus.

Así lo informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al señalar que el sospechoso, de apellido Jiménez, dijo a las autoridades que cometió el crimen este miércoles a eso de la 1:40 p. m., porque desde pequeño había vivido con esa mujer y ella lo agredía.

Luego de llamar a la Policía, el sujeto condujo a los oficiales de la Fuerza Pública en medio una espesa vegetación, hasta el sitio donde el cuerpo quedó tendido, cerca de una quebrada.

La mujer, vestida con una bata, se encontraba descalza, recostada sobre el lado derecho del cuerpo, con fuertes golpes en la cabeza.

Fundadores. La víctima fue identificada como Esther Pearl Kropf Yoder y es hija de uno de los fundadores de la iglesia menonita en Coto Brus. Su padre, hoy de avanzada edad, aún se encuentra con vida en Costa Rica.

James Troyer, diácono de la iglesia menonita de Pérez Zeledón, contó a La Nación que conoce al sospechoso desde que era adolescente, y también a su madre, pues en algún momento ambos asistieron a esta sede religiosa y además fueron vecinos.

“Yo los conozco desde hace años. Él y su mamá se trasladaron a nuestra congregación, en Pérez Zeledón, y estuvieron un tiempo aquí, hasta que se fueron de nuevo a San Vito, hace como tres años.

Archivo.
ampliar
Archivo.

”He sabido que él siempre ha estado bajo el cuidado de su mamá. Ella ya no es parte de la iglesia menonita, pero un sobrino de él sí estuvo bajo el cuidado de los Kropf”, aseguró Troyer.

El diácono agregó que también conocía a Esther Pearl Kropf porque ella dirigía un albergue para niños con necesidades especiales en Coto Brus.

Pese a que, vía telefónica, se intentó obtener una versión de la familia del sospechoso, nadie quiso conversar con este medio. Tampoco fue posible hablar con los parientes de la fallecida.

PUBLICIDAD

Sorprendida de camino. De acuerdo con las autoridades, la tarde de ayer, Esther Pearl Kropf iba caminando a recoger a unos niños para llevarlos al albergue.

Pocos metros antes de llegar a la casa de ellos, Jiménez supuestamente le salió al paso, la tomó de un brazo y la introdujo entre la maleza hasta una quebrada, a unos 35 metros del camino de lastre por donde iba ella. Allí, la golpeó varias veces en la cabeza con una piedra.

Allegados de la fallecida se acercaron al lugar donde apareció el cuerpo, a pocos metros de una calle de lastre en barrio Los Ángeles de Limoncito, en Coto Brus. Ayer mismo, el joven se confesó autor del crimen.  | ALFONSO QUESADA
ampliar
Allegados de la fallecida se acercaron al lugar donde apareció el cuerpo, a pocos metros de una calle de lastre en barrio Los Ángeles de Limoncito, en Coto Brus. Ayer mismo, el joven se confesó autor del crimen. | ALFONSO QUESADA

Posteriormente, el muchacho se habría presentado ante uno de los líderes religiosos para contarle que había matado a Kropf por venganza. Acto seguido, avisó al 9-1-1.

Troyer relató que, justamente, el pastor de la congregación en Coto Brus lo llamó a él para contarle que Jiménez llegó a confesar el crimen y le adelantó que se entregaría. Recordó que este joven ha laborado como jornalero agrícola en fincas de Coto Brus y Pérez Zeledón.

“Es una persona de carácter fuerte, guarda rencor muy fácilmente. Hablé con él en algunas ocasiones para que cambiara y buscara a Dios, pero nunca tuvimos una relación cercana y él no estuvo en ningún programa de ayuda”, dijo.

Por casi 500 años, la iglesia menonita, proveniente de Estados Unidos, se ha aferrado a un conservador estilo de vida.

Desde 1968 se estableció en varios pueblos del norte y sur del país. Aparte de un estricto apego a la Biblia, las mujeres siguen usando tocas y vestidos largos, al tiempo que los hombres muestran barbas frondosas y visten de tirantes.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Joven mata a extranjera con una piedra y luego se acusa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota