Sucesos

Cartago

Guarda de finca murió en Cot de Oreamuno al recibir tres balazos

Actualizado el 29 de marzo de 2015 a las 11:35 am

Cerca del cuerpo los agentes localizaron una pistola

Sucesos

Guarda de finca murió en Cot de Oreamuno al recibir tres balazos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los agentes del OIJ de Cartago levantaron el cuerpo ayer a media mañana, Hasta este domingo trascendió que se trataba de un homicidio.
ampliar
Los agentes del OIJ de Cartago levantaron el cuerpo ayer a media mañana, Hasta este domingo trascendió que se trataba de un homicidio. (Jorge Calderón)

Un hombre de 51 años, identificado como José Francisco Guillén Redondo, fue localizado sin vida en la finca agrícola que cuidaba en Cot de Oreamuno, Cartago.

De acuerdo con la información del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el cuerpo presentaba al menos dos  impactos de bala en el tórax y uno en el hombro izquierdo.

En el sitio los agentes localizaron un arma calibre 25. Se investiga si es la que Guillén utilizaba para sus labores de cuido.

Inicialmente las autoridades judiciales trataron el caso como un suicidio, ya que el arma cerca del cuerpo así lo sugería, pero cuando el cadáver fue examinado en la Medicatura Forense, se determinó que presentaba tres impactos, lo cual varió totalmente la línea de investigación.

Guillén vivía 300 al este de la Iglesia de Cot. Su cuerpo fue encontrado ayer sábado y la Cruz Roja de Santa Rosa lo declaró fallecido a las 7:56 a. m.

El cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial para realizar la respectiva autopsia.

De momento no se conoce la razón por la cual asesinaron a Guillén y no hay detenidos.

Colaboró el corresponsal en Cartago, Jorge Calderón C.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Guarda de finca murió en Cot de Oreamuno al recibir tres balazos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hugo Solano

hsolano@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota