Sucesos

Imprudencias, exceso de velocidad y falta de colores vistosos en la vestimenta propician colisiones

Choques entre motociclistas han segado 12 vidas este año

Actualizado el 21 de mayo de 2017 a las 12:00 am

Mayoría de víctimas mortales en la vía son varones menores de 30 años

Aumento del uso de estos vehículos y la temeridad disparan muertes

Sucesos

Choques entre motociclistas han segado 12 vidas este año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los choques entre motos han cobrado 12 vidas en lo que va del año y tienen alarmadas a las autoridades de Tránsito.

Los casos más reciente ocurrieron en Osa, zona sur, el 16 de mayo (donde murió un menor de 17 años) y el 8 de mayo en San Mateo de Alajuela (donde falleció Johan Ballestero Casco, de 27 años).

Un tercer caso de este mes ocurrió en Ticabán de Pococí, Limón, y dejó sin vida a Daniel Hernández Mora, de 18 años, mientras que Johan Castro, de 22, quedó grave.

A finales de abril hubo otra colisión entre motos en la ciudadela Rossiter Carballo, en La Uruca, San José. Ambos conductores perdieron la vida. En el sitio quedó Johan Bolívar Jiménez, de 23 años, y al día siguiente falleció, en el Hospital México, Aarón Johel Madriz, de 27, vecino de Ipís, Goicoechea.

Según los datos del Departamento de Operaciones de la Policía de Tránsito, las víctimas en motocicleta mayoritariamente son menores de 30 años.

Son invisibles. Para el director de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, a los motociclistas les hace falta visibilizarse en las vías públicas.

“En lugar de usar una capa amarilla, un casco blanco y ropa retrorreflectiva, usan capas y ropas negras y azules que los invisibilizan, máxime si llueve fuerte”, dijo Calderón.

Aunque es obligatorio llevar la luz encendida durante las 24 horas, muchos no lo hacen. A veces se les quema un bombillo y no lo reponen, a sabiendas de que eso puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Exceso de confianza. El exceso de confianza de algunos motociclistas los lleva a cometer imprudencias.

En sitios de accidentes es común ver que no empleaban casco, que viajaban con exceso de velocidad y que adelantaban por sitios con doble raya amarilla, la cual indica la prohibición de hacer tal maniobra.

Calderón añadió que la mayoría de motociclistas aprende a manejar sin ir a una escuela.

Otros, compran una moto y no tienen ni licencia, que es lo mínimo que se pide para que un motociclista conozca normas esenciales de conducción.

Principales partes del cuerpo afectadas en colisiones

“Compran motos sin saber cuanto pesa, o si el tipo de llanta es para calles de asfalto o lastre. No conocen el tipo de frenos ni el combustible que usa”, acotó.

A veces no saben cómo poner los pies al hacer el alto, o quedan desbalanceados e incómodos al maniobrar. “Tienen que haber conceptos ergonómicos entre la moto y quien la maneja, porque en carretera se convierten en uno solo”, agregó .

Calderón recordó que, de los 88 motociclistas fallecidos hasta el 20 de mayo de este año, doce murieron en choques entre ellos.

El total de fallecidos excede en casi 40 a los del mismo periodo del 2016 y, de seguir la tendencia, este año se duplicará la cifra, dijo Calderón.

Las principales causas son el exceso de velocidad, la invasión de carril e imprudencias del conductor.

El total de motos decomisadas en los operativos de la Policía de Tránsito este año es de 4.530.

Paralelamente, se le han quitado las placas a 6.171 en todo el territorio nacional.

Muchos conductores sorprendidos sin placas, luces o revisión técnica, prefieren no retirar las motocicletas, ya que les sale mejor comprar una nueva que pagar multas que, a veces, exceden los ¢500.000.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Choques entre motociclistas han segado 12 vidas este año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hugo Solano

hsolano@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota