Sucesos

‘Revista Dominical’: Especial 70 aniversario

Especial de crímenes y casos judiciales: Incendio del Hospital Calderón Guardia

Actualizado el 25 de junio de 2017 a las 12:00 am

Un fuego provocado por un empleado en el ala más vieja del centro médico dejó 19 muertos, casi todos pacientes

Sucesos

Especial de crímenes y casos judiciales: Incendio del Hospital Calderón Guardia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El 12 de julio del 2005, Costa Rica amaneció con una tragedia viva. Un incendio en el ala norte del Hospital Calderón Guardia, en San José, trastornó la vida del país y dejó un saldo final de 19 muertos.

El fuego comenzó a las 2:23 a. m. Humberto Hernández, un empleado del hospital, contó a La Nación que las llamas se originaron en el piso número tres, en la bodega de sueros, y se propagaron rápidamente por el techo y paredes de madera.

Todos los fallecidos, a excepción de la enfermera Patricia Fallas, murieron por efecto de las llamas y en sus propias camas. Fallas murió por asfixia mientras auxiliaba a los enfermos, pues en sus manos hallaron un foco aún encendido.

Empleados del hospital y de Bomberos recorrieron las áreas afectadas para buscar posibles causas del fuego.

La de Fallas fue una de tantas historias de héroes que brotaron en las horas posteriores al incendio.

Lea también: Especial de crímenes y casos judiciales: Asesinato de Jairo Mora.

“A la supervisora de enfermeras Patricia Fallas Portilla, de 42 años, la vieron por última vez cuando se arrastraba por los pasillos del cuarto piso del hospital Calderón Guardia. Empuñaba un pequeño foco con el que había dirigido el escape de varios grupos de pacientes y personal médico, a quienes llevó hasta las escaleras. Un paso le hubiera bastado para escapar de aquel infierno, pero en vez de eso regresó para buscar a otras personas atrapadas”, contó el periodista Otto Vargas.

Sin preparación

Por su antigüedad –databa de 1943–, el ala afectada del Calderón Guardia no estaba preparada para catástrofes como la ocurrida.

Los bomberos que atendieron la emergencia encontraron un inmueble sin luces ni escaleras de emergencia –la electricidad se cortó al momento en que comenzó el fuego–; tampoco funcionó la alarma de incendio ni las mangueras del edificio. El sistema de bombeo de agua estaba en funcionamiento, pero el líquido no llegó hasta el quinto piso.

Los problemas habían sido advertidos en cuatro informes durante la década previa, preparados por el Cuerpo de Bomberos, en los que se adviritió sobre el riesgo de un incendio grave en el hospital. El incendio obligó a trasladar a cientos de pacientes a distintos centros médicos del país, lo que saturó y puso en jaque durante meses al sistema de salubridad del país.

Lea también: Especial de crímenes y casos judiciales: Asalto en Monteverde.

Autor del crimen

Inicialmente se pensó que el incendio del Calderón Guardia había sido un accidente. Sin embargo, el 13 de julio del 2006, un año y un día después de la tragedia, la Fiscalía de Delitos contra la Vida acusó a un falso enfermero, de nombre Juan Carlos Ledezma, como presunto responsable.

En el último piso estaban los pacientes de Neurocirugía. Un total de 16 murieron en ese lugar.

Ledezma, quien se desempeñaba como asistente de pacientes en el hospital, recibió un reconocimiento en el centro médico cuando, en enero del 2005, ayudó a apagar un principio de incendio en la biblioteca.

Sin embargo, en el 2007, el Tribunal de Justicia de San José le impuso una pena de 50 años de prisión que hoy, todavía, está cumpliendo .

  • Comparta este artículo
Sucesos

Especial de crímenes y casos judiciales: Incendio del Hospital Calderón Guardia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Danny Brenes

danny.brenes@nacion.com

Periodista de entretenimiento

Se unió a Grupo Nación en el 2012. Escribe para la Revista Dominical desde principios del 2015. Trabajó en la revista Su Casa y en 89decibeles.com.

Ver comentarios
Regresar a la nota