Rándall Azofeifa le dio el triunfo a la Sele tras un partido de tonos grises en Haití

Por: Fiorella Masís 2 septiembre, 2016

Puerto Príncipe, Haití

La Selección de Costa Rica se clasificó a la hexagonal final de Concacaf tras vencer por la mínima a Haití.

Un golazo de Rándall Azofeifa le dio los tres puntos a la Mayor para mantenerse en el primer lugar del grupo B con 13 puntos y avanzar a la etapa decisiva que repartirá tres boletos directos al Mundial Rusia 2018.

A esta etapa ya se clasificaron México y Trinidad y Tobago tras la jornada de este viernes.

Al encuentro celebrado en Puerto Príncipe le faltó chispa en el primer acto, salvo la acción que Bryan Ruiz falló en el minuto 2, no hubo otra acción que despertará la adrenalina.

La Sele se aferró a un libreto discreto, basado en manejar la pelota y apoyar sus ataques en los laterales, cuyas subidas no fueron tan eficientes en esta parte.

La fórmula no resultó efectiva porque regularmente los haitianos interceptaron los pases y se aplicaron en la marca para secar la ofensiva tica.

Los piques de Marco Ureña se diluyeron entre los zagueros caribeños, que poco a poco vieron como los ataques nacionales perdieron fuerza.

En buena parte de la fracción inicial el encuentro cayó en un letargo que convirtió el duelo en un ir y venir de la pelota sin mayor atractivo y viveza.

El único momento de apremio que experimentó el guardameta Patrick Pemberton fue un despeje de Kendall Waston a raíz de una intervención errónea del lateral Cristian Gamboa.

La mejor muestra de lo pasivo que estuvo el choque se reflejó en una jugada en el minuto 38 cuando el defensor Mechack Jerome le devolvió la pelota a su portero con un taquito más allá del área chica. No hubo mayor interés de los ticos en generar presión.

Hubo otras ocasiones pero no tan determinantes, como remates desviados de los isleños y un par de disparos ticos que acabaron en las manos del cancebero local, Steward Ceus.

Boleto sellado. El desempeño tricolor no experimentó un cambio radical en el complemento, pero hubo una jugada que le dio un matiz diferente a la presencia tica en el césped: el golazo del volante Rándall Azofeifa.

Cuando corrían 72 minutos, Azofeifa cargó su bazuca y la detonó para marcar el golazo que le dio el triunfo a la Mayor.

La pelota salió con furia del botín derecho, pegó en un vertical y dejó al portero rival sin reacción.

El tanto desastacó el partido cuya tónica fue el transitar del balón sin mayor suceso.

En cierto modo los ingresos de Johan Venegas y Joel Campbell le aportaron dinamismo a una Sele que se encargó de controlar y cuidar la ventaja.

Al equipo nacional le resta un juego, el del próximo martes frente a Panamá (7:30 p. m.) en el Estadio Nacional.