El conjunto nacional no logró proyectarse en ataque y en defensa fue puesto en evidencia gracias al toque de pelota del rival

Por: Esteban Valverde 11 noviembre
Celso Borges y Yeltsin Tejeda intentan marcar a Andrés Iniesta en el duelo que se disputa en el estadio La Rosaleda. Foto: AFP
Celso Borges y Yeltsin Tejeda intentan marcar a Andrés Iniesta en el duelo que se disputa en el estadio La Rosaleda. Foto: AFP

Costa Rica fue goleado 5 a 0 por España, en un duelo que pone a reflexionar sobre la condición del cuadro patrio a ocho meses del Mundial Rusia 2018.

El conjunto nacional no logró proyectarse en ataque y en defensa fue puesto en evidencia gracias al toque de pelota y las transiciones rápidas de los campeones mundiales de 2010.

Danny Carvajal fue el arquero de la Tricolor, mientras que también volvió a actuar Óscar Duarte luego de siete meses fuera de las canchas por una lesión de rodilla.

En el minuto 5 Jordi Alba aprovechó una penetración de David Silva por izquierda, el mediocampista sacó el centro ante la pasiva marca de Francisco Calvo, el servicio llegó al segundo palo y Alba fusiló a Carvajal con un zurdazo.

Jordi Alba celebra el primer tanto de España ante Costa Rica. Foto: AP
Jordi Alba celebra el primer tanto de España ante Costa Rica. Foto: AP

El partido tiene dominio total de la Roja, no obstante Costa Rica intenta sorprender con salidas rápidas por las bandas, sin embargo cuando la pelota llega a Marco Ureña, el artillero es fácil presa de la defensa.

Al 10' fue Álvaro Morata, quien con una individualidad dejó en el camino a Óscar Duarte y exigió a Danny Carvajal.

El meta tico suma dos detenciones frente al artillero del Chelsea inglés.

En el ataque el cuadro patrio se ve muy limitado, debido a que Ureña no tiene compañía cuando arranca hacia la defensiva rival.

La idea española le volvió a rendir frutos en el 22'. El conjunto dirigido por Julen Lopetegui combinó por derecha, gracias a los pases de Andrés Iniesta, David Silva y Jordi Alba.

Silva volvió a sacar un servicio rastrero, el meta Carvajal cortó el pase, no obstante el rebote le quedó a Álvaro Morata y en su tercer disparo consiguió su anotación.

La mejor acción de Costa Rica fue al 28'. Bryan Oviedo centró desde su sector, la defensiva ibérica no pudo rechazar y Cristian Gamboa disparó desviado cuando tenía el marco a disposición para anotar.

Kendall Waston marca a David Silva en el duelo entre Costa Rica y España. Foto: AP
Kendall Waston marca a David Silva en el duelo entre Costa Rica y España. Foto: AP
Comentario de Johnny Chaves

España ha ido avanzando junto, haciendo circular el balón y mete a Costa Rica en el último cuarto de cancha . Al ir ganando este terreno, la Nacional no logra recuperar el balón lejos del arco y permite que filtren balones a la espalda de los laterales. A todo esto se suma que las coberturas no han estado bieny hay problemas con los segundos balones.

Al estar tan atrás la Tricolor hay poca presencia en el área oponente, ya que se pierde muy rápido la esférica, se le regala fácilmente y toca de nuevo meterse en tareas defensivas.

La gran virtud de los españoles es que ellos no se pasan el balón de un lado al otro, si no que lo mueven, avanzan, van juntos y marcan su prioridad.

Si bien es cierto, por un momento Óscar Ramírez probó con un 1-5-3-1-1 para tratar de presionar salida, no se tuvo éxito. La intención del Macho era que un delantero tomara un contención de ellos y que los laterales salieran, pero la defensa quedó expuesta y se tuvo que volver al 1-5-4-1.

La clave ahora es sacar al equipo de atrás, presionar más en el centro y cuando se tiene el balón, hacerlo circular, tratar de combinar y juntarse. Hay que procurar no entregar la redonda tan rápido, es una forma de defender, de lo contrario la Nacional se agotará.

Acciones del juego

Carvajal salvó Costa Rica, nuevamente, en el 34' cuando Isco Alarcón cobró un tiro libre.

El cuidapalos del Albacete se lanzó a su palo derecho para ahogar el grito de gol del futbolista del Real Madrid.

En el 38' Morata tuvo otro duelo con el meta, en esta ocasión el tico salió bien librado y detuvo el remate.

Al 41' el costarricense se impuso en un achique, convirtiéndose en la figura nacional ante España.

Alvaro Odriozola saca un centro ante la marca de Bryan Oviedo. Foto: AP.
Alvaro Odriozola saca un centro ante la marca de Bryan Oviedo. Foto: AP.
Comentario de Johnny Chaves

Costa Rica ha tenido serios problemas defensivamente. La cobertura de Francisco Calvo con Bryan Oviedo y la de Kendall Waston con Cristian Gamboa ha sido muy deficiente, ya que llegan a destiempo y de ahí es como queda la zaga descubierta y España entra a placer a las espaldas.

Adicional a lo anterior, el quiebre de los centrales (salir de la línea para ir al medio campo) ha sido tardío. La combinación rápida y con sentido de los españoles ha hecho ver muy mal a una de las zonas más fuertes que tiene la Nacional, la defensa.

Por otra parte, fue un desacierto poner a Óscar Duarte en este partido y apostar por él para que manejara la línea de tres, tomando en cuenta que tenía ocho meses sin jugar y le pasa factura al marcar y llegar a las jugadas. Tal vez era mejor optar por Calvo en ese lugar, quien es alguien que tiene más inteligencia táctica y sentido.

Con lo que respecta al medio campo, Christian Bolaños y Johan Venegas estuvieron desaparecidos en la primera parte, mientras que Celso Borges y Yeltsin Tejeda corren más detrás de los oponentes y del balón, sin tener la oportunidad de armar. El gran pecado es que estos cuatro jugadores no se juntan, hay mucha distancia entre ellos y cuando tienen el balón se ven forzados a maniobrar mucho y no encuentran alternativas para combinar.

Si bien es cierto, España presiona, tampoco es como en otros juegos que no dejan pensar. Se necesita más trabajo en equipo para la segunda parte.

De lograr esto se puede nutrir a Marco Ureña, quien ha estado muy solo y aunque se muestra, debe conducir, algo que le cuesta muchísimo, ya que su fuerte es atacar el espacio libre.

Costa Rica ocupa urgentemente que aparezca el juego por las bandas, que Bolaños y Venegas se asocien con Oviedo y Gamboa y que metan en juego a Borges y Tejeda. Es una única forma de no agotarse y sufrir más.

Danny Carvajal no puede detener un centro de David Silva y da un rebote que fue aprovechado por Álvaro Morata para marcar. Foto: AP
Danny Carvajal no puede detener un centro de David Silva y da un rebote que fue aprovechado por Álvaro Morata para marcar. Foto: AP
Acciones del juego

Un error de Francisco Calvo en el 50' le permitió a España anotar el tercer gol.

El zaguero del Minnesota United intentó rechazar, pero le pegó la pelota a Óscar Duarte, el balón le quedó a David Silva y el mediocampista marcó sin problema.

En el inicio del complemento, el cuadro europeo continuó siendo amplio dominador del cotejo, mientras la Sele es un desorden en defensa.

Al 55' Bryan Oviedo fue otro que falló. El lateral intentó salir jugando, perdió el balón en salida con Silva y el futbolista del Manchester City disparó para anotar el 4 a 0. En esta acción, Carvajal pudo hacer algo más.

Andrés Iniesta también consiguió su gol, cuando agarró una pelota en la media cancha, corrió tranquilo hasta la media luna del área tica. El jugador del Barcelona remató y luego celebró su diana.

Costa Rica permitió su quinta anotación en contra, en un duelo que fue un monólogo para los españoles.

La Selección dirigida por el Machillo no mostró resistencia ante el campeón del Mundo de 2010 que no tuvo exigencia en el contrario.

Entre las preocupaciones que le quedan a Ramírez están: la pasividad en la marca, el poco control de la pelota y el desorden defensivo ante un rival que tiene movilidad.

El duelo terminó con una goleada a favor de los españoles, Costa Rica terminó con más dudas que respuestas por su triste rendimiento.

Álvaro Morata deja atrás la marca de Óscar Duarte en el duelo entre Costa Rica y España. Foto: AP
Álvaro Morata deja atrás la marca de Óscar Duarte en el duelo entre Costa Rica y España. Foto: AP
Comentario de Johnny Chaves

Al inicio del segundo tiempo se vio una Costa Rica que adelantó líneas, pero para presionar Óscar Ramírez descompuso la zona de volantes para que salieran y le fue difícil ganar balones. La Tricolor apretó, aunque siempre a destiempo.

Lo ideal hubiese sido que los volantes por afuera fueran por los laterales y el centro delantero dividiera a los centrales; ahí obligarían a jugar al medio y estando bien posicionado se puede recuperar. Sin embargo, nada ha funcionado.

Adicional a esto, los errores en defensiva no paran. Hay malos despejes, pésimo timing para achicar y presionar. Son fallas de conceptos en aspectos básicos. En uno hay un despeje atolondrado de Francisco Calvo, en otro Bryan Oviedo hacer una jugada individual donde es prohibido, caso totalmente opuesto a España, que avanza siempre en bloque y con el balón pecado al pie.

Los jugadores costarricenses no tienen confianza, se esfumó la solidez mental y no hay un liderazgo para salir adelante y levantarse.

Lo que se puede hacer ahora es tener más el balón, se puede cambiar el sistema, adelantar líneas porque España no suele jugar largo y profundo. Sin embargo, deber ser en bloque, no adelantar a algunos y que la zaga quede tan atrás al descubierto.