Opinión

Mi primer voto

Actualizado el 18 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Mi primer voto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Votaré por primera vez en estas próximas elecciones, y ese primer voto debo meditarlo muy bien.

En la universidad he tenido la suerte de entablar una cercana amistad con varios emigrantes venezolanos que, con mucho dolor, me han compartido la experiencia de tener que dejar su país. Me ha tocado ser testigo de su sufrimiento y el de sus familias, pues tuvieron que salir huyendo por la falta de libertad, la gran inseguridad y la persecución de su propio Gobierno.

¿Por qué es que una gran cantidad de venezolanos optan por mejorar su calidad de vida inmigrando a Costa Rica? Razones como el acceso a servicios tanto públicos como privados, las oportunidades de trabajo y, sobre todo, una democracia íntegra, que ha sido parte de nuestro país por muchos años, son las razones primordiales para que mis amigos y sus familias se convencieran rápidamente de que Costa Rica es el lugar ideal para vivir.

En la última encuesta de Unimer para La Nación , el candidato Villalta aparece en primer lugar y algunos de mis amigos piensan votar por él, razón por la cual me interesé en conocerlo mejor.

Según Villalta, “el Frente Amplio es heredero del partido comunista de Costa Rica”. Entonces, ¿cuál es la razón para que jóvenes inteligentes se hayan dejado llevar por estas palabras?

En una entrevista realizada por el periodista Alberto Padilla, José María Villalta genera una gran duda cuando se le pregunta: “¿Cómo es que, bajo su gobierno, Costa Rica sería diferente a Venezuela y a Argentina?”. Lo que contesta, múltiples veces, es “porque somos muy distintos…”, sin dar explicación alguna. Además, llega a contradecirse, ya que anteriormente había mencionado políticas similares a las de Venezuela, al señalar que piensa nacionalizar varias empresas y servicios públicos. ¿Queremos nosotros empezar, poco a poco, a convertirnos en un país como Venezuela?

Me preocupa que algunos jóvenes de mi generación piensen votar por él, solo por su descontento con los políticos, sin darse cuenta de que este candidato sigue las ideas de países como Venezuela, Nicaragua y Cuba.

La nacionalización de los servicios públicos y minimizar las empresas privadas son una copia de doctrinas que han sido altamente desastrosas y dañinas en esos países, que no crean nuevos empleos y reducen las libertades.

PUBLICIDAD

¿Por qué querríamos esto en nuestro país? Un país que, aunque se ha visto con una serie de problemas últimamente, ¡siempre nos ha permitido vivir en completa libertad!

Como joven tengo el sueño de estudiar y llegar a tener un trabajo, de poder crear emprendimientos. Sueño con el país que siempre hemos tenido: un país democrático, de libertad y de oportunidades.

Yo no voy a votar en contra de mi libertad.

  • Comparta este artículo
Opinión

Mi primer voto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota