Opinión

Dos graves inexactitudes

Actualizado el 31 de enero de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Dos graves inexactitudes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En un diagrama de una supuesta cadena de mando para la construcción de la ruta 1856, aparecido el lunes 28 de enero en la página 5A de La Nación, se incurre en dos graves inexactitudes.

La primera de ellas es la de que la presidenta de la República, Laura Chinchilla, delegó en mí la tarea de construir dicha carretera, aseveración errónea puesto que la construcción de caminos o carreteras no es atribución del Ministerio de Seguridad Pública.

El 1.° de diciembre 2010, mediante el oficio 2278-2210 emitido por mi despacho, por razones de logística policial solicité al ministro del MOPT interponer sus buenos oficios para la reparación de los caminos que conducen a Delta Costa Rica y Boca del Río Sarapiquí, en el cantón de Sarapiquí; a Puerto Lindo, en el cantón de Pococí, y a la población de La Trocha, en el cantón de Los Chiles.

El cómo se hacían esos caminos era del resorte exclusivo del ministerio encargado de construir caminos, no del ministerio que velaba por la seguridad ciudadana.

La segunda inexactitud consiste en que se me vincula con dicha ruta en setiembre de 2011, mes en el que yo ya tenía cinco meses de haber cesado en el cargo de ministro de Seguridad Pública y ya estaba nombrado como embajador ante el Gobierno de la República Oriental del Uruguay.

  • Comparta este artículo
Opinión

Dos graves inexactitudes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota