Opinión

Cómo generar pobreza en Costa Rica

Actualizado el 07 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Cómo generar pobreza en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Me sorprendió lo que señalaron las encuestas de la Universidad Nacional: 445.000 personas no tienen empleo.

Lo peor de todo este asunto es que detrás de cada una de las personas desempleadas hay una familia que depende de ese salario inexistente.

No voy a comentar las cosas que podrían hacer los Gobiernos para disminuir estas cifras; no voy a comentar sobre los empleos que podríamos generar, ni nada de esas falsedades que nos venden todos los días; tampoco de la falta de educación universitaria o técnica, porque en los colegios y universidades ya no cabemos. Haré algo diferente, y voy a comentar cómo generar pobreza en Costa Rica con una historia muy real.

Un día, un trabajador se propuso fundar su propia empresa. Empezó él solo y, conforme fue creciendo, se le presentó la oportunidad de contratar algunos empleados (así sacó a tres personas de las estadísticas de desempleo), sin saber si fracasará o llegaría a crecer para seguir generando empleos y recaudando más impuestos… Lamentablemente, el negocio salió mal, la microempresa quebró y, como la mayoría de la Pymes, no contó con ayuda de nadie.

Ahora, este trabajador microempresario comienza a endeudarse con los bancos, con Hacienda y con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Recibe amenazas del cobro judicial a pesar de que, durante su época de apogeo, siempre cotizó puntualmente a la Caja, pagó altos impuestos (las grandes empresas no lo hacen) y los bancos usaron su poco dinero para generar más dinero.

El empleador, un cualquiera sin apellido importante, un simple soñador que decidió “jugársela” un día y montar su propio negocio, un día es embargado. ¿Cómo va esta persona a crecer de nuevo?, ¿cómo va a volver a sacar a las personas de las calles para ponerlas a trabajar?, ¿qué van a comer sus hijos?, ¿dónde van a estudiar?

Si esta persona quiebra, no solo aumenta la cifra de desempleados, también la de deserción escolar, la de ayuda social y la de morosos en los bancos.

Señores de la CCSS, Gobierno de Costa Rica, Hacienda, bancos públicos y privados: los reto a ir detrás de las grandes empresas para cobrarles los cientos de millones que les deben, y no tras las pymes, las cuales intentan instaurar una modesta empresita, además de que ayudan a levantar la economía, generan empleos y luchan por este país.

  • Comparta este artículo
Opinión

Cómo generar pobreza en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota