Opinión

Urgencia del voto electrónico

Actualizado el 20 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Urgencia del voto electrónico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) es un ícono de la democracia costarricense. La conducción precisa de procesos electorales y del funcionamiento del sistema de registro ciudadano, entre otros, lo ubican como un referente mundial.

Por su legado, sólidos atributos y capacidades, Costa Rica urge que su institución electoral asuma el reto que el advenimiento de la sociedad de la información y el conocimiento conllevan.

Los valores que ese fenómeno ha habilitado en la población del país, su economía y su sistema político han abierto peligrosas grietas entre las aspiraciones de la nación y los mecanismos de toma de decisiones del Estado.

Las tecnologías digitales son habilitadoras potentes para acelerar el tránsito desde una democracia del siglo XX, sustentada en la elección ordenada y transparente de autoridades, a una que, además, permita una activa participación ciudadana en las decisiones del Gobierno y del Estado, la democracia del siglo XXI.

Sostengo la hipótesis de que el TSE tiene la responsabilidad de dotar a Costa Rica, con extrema urgencia, del modelo y la plataforma de voto electrónico como condición necesaria para hacer converger las aspiraciones ciudadanas con el funcionamiento del Estado.

El diseño de ese modelo, su regulación y la plataforma tecnológica asociada deben permitir procesos de elección o consultas populares frecuentes, con participación ciudadana amplia, desde cualquier sitio y mediante múltiples medios o dispositivos, con autenticación simple, económica y altamente segura.

Para ello, es fundamental que el TSE integre la operación de sus sistemas de registro civil con los sistemas y plataformas de la firma digital, pues la identidad personal tiene hoy una dimensión física y una digital totalmente homologadas. También resulta necesario migrar a un formato de “documento de identidad” que integre lo físico y lo digital, e incorpore la autenticación para firmar digitalmente.

Urge implementar procesos digitales de votación en tiempo real para elección de autoridades, para consultas ciudadanas en torno a la creación o derogación de leyes, dar o revocar mandatos a instituciones o autoridades, y realizar consultas ante problemas o decisiones complejas, tanto nacionales como locales.

Esas plataformas son, reitero, indispensables para viabilizar ese tránsito, tanto a una sociedad sustentada en la información y el conocimiento, como en los nuevos paradigmas de la democracia en el siglo XXI.

PUBLICIDAD

Alexander Mora Delgado, presidente de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic).

  • Comparta este artículo
Opinión

Urgencia del voto electrónico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota