Opinión

Sociedad hiperconectada, oportunidad para Costa Rica

Actualizado el 24 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Sociedad hiperconectada, oportunidad para Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las tecnologías de información y comunicación han habilitado un nuevo nivel de interacción entre los seres humanos, cuyo alcance productivo puede derivar en ciclos de innovación permanentes con resultados inimaginables incluso hasta hace pocos años.

La posibilidad de creación de conocimiento constante nace al amparo de las nuevas tendencias que conducen a estar ininterrumpidamente conectados, intercambiando ideas en ambientes de trabajo colaborativo, sustentados en plataformas tecnológicas que favorezcan el avance acelerado entre la idea y el resultado.

Estas condiciones de interacción positiva, enmarcadas en la producción de bienes y servicios altamente innovadores –apalancados a su vez en una estrategia de aprovechamiento de la ola generacional de niños y jóvenes que en muy poco tiempo serán la fuerza productiva de nuestra Nación–, nos pone en condiciones de convertirnos en líderes mundiales en la generación de conocimiento.

Nuevos campos. Las generaciones de jóvenes y niños actuales (Y, Z) han evolucionado su capacidad de producir conocimiento, al grado de llegar a ser una actividad casi inconsciente producto de los estímulos tecnológicos externos con los que actualmente conviven a diario. En los foros internacionales cada día se habla más del Internet of Things (Internet de las cosas), de cómo la tecnología ha penetrado en nuestras vidas y nos lleva a estar siempre conectados; Never Offline (Nunca fuera de línea), tal como titula la portada de la revista Time en su edición de hace unas semanas.

Ahora bien, estás condiciones deben ser canalizadas adecuadamente para sacar el máximo provecho posible. Temas como la bioinformática, la nanotecnología, sistemas analíticos de datos y la informática aplicada –entre otros– serán campos en donde los niños y las niñas de hoy verán fuentes de emprendimiento para la consolidación de nuevas áreas de trabajo y estudio en la economía digital.

Estos conceptos vienen tomando una relevancia acelerada internacionalmente; sin embargo; en Costa Rica, debemos fortalecer líneas de acción para el soporte de este nuevo ecosistema productivo. Resulta fundamental promover un agresivo plan nacional, con prioridades claras en función de explotar estas áreas de desarrollo, incluyendo integralmente factores considerados por el Índice Global de Innovación, como desarrollo creativo, conocimiento y tecnología, sofisticación de los negocios, sofisticación de los mercados, infraestructura, capital humano.

Es necesaria la acción inmediata para hacer disponible, masivamente, la hiperconectividad demandada en la construcción de un modelo de desarrollo basado en el conocimiento. Es inminente retomar una visión futurista que impulse la economía digital, tal como hace algunos años la tuvo el Dr. Guy de Teramond, cuando en forma visionaria impulsó el primer proyecto de banda ancha.

Debemos promover la generación de ideas que cuenten con apoyo técnico, económico y educativo para crear capacidades que permita a nuestros jóvenes desarrollar soluciones innovadores para emprender empresas y fortalecer las ya existentes, de modo que satisfagan una demanda de mercado cada vez más exigente y dinámico.

Estamos a tiempo. Tenemos la materia prima en jóvenes talentosos, nativos tecnológicos que abogan cada vez más por vivir conectados en producción continua. Solo falta una orquestación al más alto nivel que logre convertir a Costa Rica a un país basado en la producción de conocimiento, con alta innovación para el emprendedurismo y teniendo como meta final construir nuevas fuentes de trabajo que conduzcan a un mayor bienestar ciudadano y equidad social.

  • Comparta este artículo
Opinión

Sociedad hiperconectada, oportunidad para Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota