¡Ojo con Coopenae!

¿Somos los cooperativistas los “dueños” realmente de Coopenae?

Últimas noticias

A los miembros de la Cooperativa Nacional de Educadores (Coopenae) se nos dice, de manera reiterada, machacona, y cansina, que nosotros somos los dueños de esa empresa. Se nos habla, además, de transparencia, de rendición de cuentas, de participación... Sin embargo, ¡qué diferencia más abismal existe entre las palabras y los hechos! Veamos un solo caso.

Coopenae es, indudablemente, una de las cooperativas más poderosas del sector financiero del país. Maneja miles de millones de colones, producto del aporte de decenas de miles de asociados (¿dueños?), quienes le confiamos, incluso, el manejo de nuestro salario.

Como es sabido, uno de sus ámbitos de acción es el otorgamiento de préstamos a sus asociados (para uso personal, compra de vivienda, pago de tarjetas de crédito, y hasta, supuestamente, fomento a la pequeña empresa). Aunque a decir verdad, en general, las tasas de interés son más elevadas que las que proporciona la banca nacional.

En esta ocasión, se quiere, resaltar, sin embargo, que Coopenae en el desempeño de ese quehacer lleva a cabo miles de operaciones crediticias, que requieren la contratación de notarios externos. Todo eso significa mucho, mucho dinero' ¿Pero sabemos sus “dueños”, cosas como las siguientes? ¿Cuáles son las condiciones de contratación de esos profesionales del Derecho? ¿Quiénes son esos profesionales contratados? ¿Son independientes entre sí, o pertenecen a una sola firma? ¿Dónde se publican los requisitos de contratación? ¿Desde cuándo y por cuánto tiempo fueron contratados? ¿Cuánto paga anualmente Coopenae por esos servicios profesionales?

En mi condición de cooperativista, “dueño” de Coopenae, en la asamblea del año pasado, presenté una moción donde solicitaba información sobre esos importantísimos asuntos. Para mi sorpresa, la cúpula dirigente me pidió (curiosamente de manera muy humilde), que retirara esa moción, ya que para entregarme esos datos requerían de tiempo, pero que lo harían muy pronto. Ingenuamente – babosamente digo ahora – acepté hacerlo (cajita blanca).

Ha pasado un año y todavía hoy no hay contestación ninguna, a pesar de la intermediación sincera del gerente de Coopenae en Heredia, el señor Erick Vargas. ¿Por qué tanto silencio a unas preguntas tan fáciles de responder? ¿Seguirán así las cosas en Coopenae? ¿Todo esto es “transparencia”? ¿Somos los cooperativistas “dueños” realmente de Coopenae? ¿Se abordarán estas cuestiones en la próxima asamblea del sábado 7 de mayo?

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: ¡Ojo con Coopenae!