Opinión

Modelo costarricense de turismo sostenible

Actualizado el 03 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Modelo costarricense de turismo sostenible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En Costa Rica, en este momento, hay 308 empresas turísticas con el Certificado de Sostenibilidad Turística (CST), divididas en empresas de hospedaje, rentadoras de autos, agencias tour operadoras y parques temáticos.

Obtener la certificación significa que las empresas no solo están obligadas a operar con todos los cumplimientos de la ley, incluyendo por supuesto responsabilidades tributarias y sociales, sino que sus responsabilidades van más allá de las de cualquier actividad comercial. Asumimos compromisos con las buenas prácticas, como el uso de materiales y productos amigables con el ambiente, el ahorro energético, el manejo responsable del agua, velar por la calidad de vida de nuestros colaboradores y además se impacta a las comunidades de muchas maneras positivas.

Tenemos empresas que dedican cantidades importantes de dinero y recursos en la juventud, los ancianos, centros de recreo y cultura para las comunidades, mejoramiento de centros de estudio y de arte. También hay colaboraciones con ONGs dedicadas a la prevención de la violencia, a la conservación y reforestación, y al apoyo de jóvenes que practican diferentes deportes sin abandonar el estudio, entre otros.

Las empresas comprometidas con la sostenibilidad promueven una verdadera distribución de la riqueza; por ejemplo, al turista se le motiva a visitar todos los atractivos de la zona con la contratación de micros y pequeñas empresas que generalmente tienen una oferta muy amplia en las diferentes regiones del país. Este es el dólar más democrático del mundo, porque termina en el copero, el taxista, el parque nacional, el guía local, el restaurante y beneficia hasta el pequeño y mediano agricultor, quienes junto a la ferretería, supermercado, bancos locales y demás se convierten en nuestros proveedores.

Cada vez que usted se encuentre una empresa que muestra el CST, investigue, pregunte qué hace por su comunidad, por su país. Se va a sorprender. Muchas de esas empresas también invitan al huésped a participar de sus programas, por lo que no nos extrañemos de que el turista dedique parte de su vacación a llevar materiales a escuelas, pintarlas, participar de jornadas de limpieza y reforestación o simplemente colabore económicamente con las asociaciones de desarrollo, de conservación o ayuda a las comunidades.

Conózcannos. Este es el modelo costarricense de turismo, solidario, democrático, responsable, sostenible. Tan importantes son las iniciativas y los logros alcanzados, que muchas empresas costarricenses han sido reconocidas con premios internacionales y se distinguen como modelos que inspiran al mundo.

El turismo sostenible ha permeado todos los niveles de turismo y en todos los rincones del mundo. Tanto así que en el 2002, declarado por Naciones Unidas como el Año Internacional del Ecoturismo, la Organización Mundial del Turismo (OMT) incorporó la definición de “turismo sostenible”: “El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

En Costa Rica han sido estas empresas certificadas y comprometidas quienes han hecho su tarea de forma silenciosa, solidaria, con mucho amor y desprendimiento. Ya es hora que el costarricense las conozca y aprenda de ellas.

Hoy alzamos la vos y pedimos el mejor apoyo que podríamos recibir del Gobierno: ¡por favor, permítannos seguir trabajando! La sostenibilidad financiera es importante para poder ser solidarios y aportar a la conservación de nuestro patrimonio y el bienestar de las comunidades.

Seguir alcahueteando la competencia desleal que no aporta a la seguridad social, tributaria y, muchísimo menos, a las comunidades; el incremento de costos que nos hace no competitivos; y un crecimiento sin consenso ni dirección, son nuestros peores enemigos y atentan con nuestra existencia.

Apostamos a la sostenibilidad porque ha demostrado ser el mejor modelo para el crecimiento efectivo y sólido del sector turismo y porque estamos seguros que es el mejor turismo para Costa Rica.

Diego González, presidente de la Cámara Nacional de Ecoturismo y Turismo Sostenible (Canaeco).

  • Comparta este artículo
Opinión

Modelo costarricense de turismo sostenible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota