Opinión

Homenaje al embajador Ronald Saborío

Actualizado el 18 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Homenaje al embajador Ronald Saborío

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Costa Rica ha logrado alcanzar un lugar muy destacado en la Organización Mundial del Comercio (OMC). A pesar de que su ingreso como miembro se produjo tan solo en 1990, hoy se le reconoce ampliamente como un país con una incidencia en la política comercial global mucho mayor de lo que se esperaría por su tamaño o poder político o económico.

A Costa Rica se le respeta y se le reconoce en ese foro por su visión, consistencia en sus políticas y posiciones, por su habilidad para fomentar los intereses nacionales y por contribuir a la gobernanza internacional.

Presencia en la OMC. La presencia de Costa Rica en la OMC tiene nombre: Ronald Saborío. Arquitecto e impulsor de la política comercial multilateral, durante veinticinco años ha sabido, con inteligencia, destreza y persistencia, posicionar al país para sacar el máximo beneficio de nuestra participación en ese foro mundial.

Mediante su trabajo y esfuerzo incansable, consiguió que la voz del país se escuche e influya en las reglas y políticas que gobiernan el comercio mundial, maximizando así el impacto del comercio en el crecimiento y el desarrollo de las naciones.

Aportes. Su contribución es extensa y valiosa. Su muy destacada participación como principal negociador costarricense en la Ronda Uruguay y en la Ronda Doha generó notables resultados para Costa Rica en las negociaciones sobre aranceles, medidas no arancelarias, agricultura, productos tropicales y textiles. Su liderazgo en la búsqueda de una solución al ingreso del banano en la Unión Europea nos permitió salir victoriosos en cada una de las etapas en la que ha sido la disputa de más larga duración en la historia de la OMC. A esto se suma la incidencia del embajador en las negociaciones sobre tecnología de la información, servicios y bienes ambientales, entre otros.

La huella de Saborío también está presente en la solución de controversias. Destacado jurista en derecho del comercio internacional, Saborío presidió cuatro grupos especiales creados para la solución de importantes controversias en la OMC y defendió a Costa Rica en los casos que debió enfrentar en la Organización. No es casual que se le confiriera el honor de presidir, desde el 2006, el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC, responsable de liderar las negociaciones para mejorar las disciplinas, a escala mundial, en este significativo campo.

Prestigio internacional. Gracias al trabajo del embajador Saborío, Costa Rica –a pesar de su pequeño tamaño y limitado poder económico–, ha logrado hasta ahora tener una silla en los principales foros de discusión, ya sean mesas o grupos formales o informales de debate o negociación, lo cual ha permitido al país estar siempre presente y ser un actor relevante en las conversaciones en el seno de la Organización.

En el ejercicio de su amplia y ejemplar vocación de servicio, desde los primeros acercamientos a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el año 2010, el embajador Ronald Saborío fue el abanderado para la adhesión del país a esa entidad. Su incansable trabajo y compromiso con los intereses nacionales también ha rendido frutos aquí: Costa Rica está próxima a ser invitada a convertirse en el tercer país de América Latina en pertenecer a la OCDE.

Agradecimiento. El embajador Saborío, al terminar hoy su cargo, deja a Costa Rica y a la OMC un gran legado, y a los que vienen les hereda un gran ejemplo de servicio, dedicación y compromiso con los intereses nacionales.

Estoy segura de que continuará su brillante carrera y seguirá aprovechando cada oportunidad que se le presente para contribuir al país.

De mi parte, aprovecho esta ocasión para rendirle homenaje humildemente, para reiterarle mi admiración y para expresarle, como costarricense, mi agradecimiento por tantos logros alcanzados en beneficio de Costa Rica a lo largo de sus muchos años de servicio y trabajo.

La autora es abogada.

  • Comparta este artículo
Opinión

Homenaje al embajador Ronald Saborío

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota