Opinión

Deporte, desarrollo y paz

Actualizado el 06 de abril de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Deporte, desarrollo y paz

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hoy, 6 de abril, se celebrará por primera vez el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, resolución adoptada por consenso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, una iniciativa apoyada fuertemente por Costa Rica desde su inicio.

Tiene como objetivo promover el poder del deporte como una herramienta de desarrollo y paz. Se resalta el potencial del deporte en temas de derechos humanos, resolución de conflictos e inclusión social. El deporte tiene una capacidad única para unir a los seres humanos, por encima de sus diferencias de género, raza, sexo o religión, además de los reconocidos beneficios para la salud física y mental.

En los últimos años, el mundo del deporte ha dado un trascendental giro con respecto a ir más allá de la promoción competitiva y el impulso del alto rendimiento. Muchas organizaciones deportivas y federaciones internacionales han reconocido los enormes beneficios de las disciplinas deportivas como instrumento de progreso humano, por lo que le han dedicado a este tema una mayor atención y substanciales recursos.

Mente sana. Por ejemplo, el Comité Olímpico Internacional nutre programas dirigidos a jóvenes que se encuentran en zonas marginales, en especial aquellas afectadas por la pobreza, la criminalidad o un conflicto armado. La práctica del deporte se convierte en un espacio sano para educar y promover valores como el respeto hacia los demás, el juego limpio, la búsqueda de la excelencia, el disfrute del esfuerzo y el equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

Uno de estos proyectos es el que se está implementando en el Parque Metropolitano La Libertad, que busca beneficiar a jóvenes en difíciles condiciones económicas y sociales, de las comunidades de Guatuso, Linda Vista, Patarrá, Fátima y La Unión de Tres Ríos.

Alrededor del mundo existe diversas organizaciones internacionales sin fines de lucro enfocados en niños y jóvenes, como Right to Play, Peace and Sport, Fight for Peace, Classroom Champions, Beyond Sports, la Red Fútbol y Paz, A Ganar, entre otros. Estas organizaciones utilizan zapatos tenis para correr, una bola de fútbol o unos guantes de boxeo para combatir la deserción escolar, el desempleo juvenil o la participación de los jóvenes en actividades criminales.

A principios de la década pasada, la Organización de las Naciones Unidas estableció la Oficina de Naciones Unidas del Deporte para el Desarrollo y la Paz (Unosdp), con el mandato de crear conciencia y de coordinar, de una manera sistemática y coherente, los esfuerzos realizados dentro del sistema de Naciones Unidas, relacionados con la promoción humana del deporte.

Es así como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la Organización Mundial de la Salud o la Organización Internacional del Trabajo, recurren con frecuencia al deporte para realizar acciones que les permiten cumplir con su misión.

Cambio social. En Costa Rica ya existen algunas instituciones, entre ellas el Comité Olímpico Nacional, el Ministerio de Deportes, el viceministerio de Paz, el Ministerio de Educación, el Comité Cantonal de Deportes de San José, la Fundación Acción Joven, que fomentan a través de la sana recreación y la práctica del deporte, estilos de vida saludables y la enseñanza de valores como la disciplina, el esfuerzo sano, el trabajo en equipo, la solidaridad, la cooperación y el respeto a las reglas. Pero hay muchas más entidades y organizaciones que pueden seguir este ejemplo.

Costa Rica ha sido la sede de importantes eventos deportivos como los X Juegos Centroamericanos San José 2013 y la Copa Mundial Femenina Sub-17 FIFA 2014, los cuales han sido un excelente vehículo para difundir el mensaje de fraternidad, amistad y paz.

Está claro que el deporte no es la panacea para resolver todos los problemas que vive hoy la humanidad. También se reconoce que el mundo del deporte no está exento de desengaños y decepciones. Existen además otras actividades, como el arte, la música o la danza, que logran apoyar de forma similar la solución de conflictos. Pero, utilizado correctamente, el deporte es un valioso complemento para crear positivos cambios sociales, al servicio de una paz duradera.

La Misión Permanente de Costa Rica ante la oficina de las Naciones Unidas lidera la organización de las actividades en la sede de la ONU en Ginebra, para celebrar el primer Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz.

  • Comparta este artículo
Opinión

Deporte, desarrollo y paz

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota