Opinión

Ciclovía y educación vial

Actualizado el 24 de octubre de 2012 a las 12:00 am

El éxito de la ciclovía dependerá de su uso

Opinión

Ciclovía y educación vial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En relación con el artículo “La ciclovía salva vidas” (La Nación, de la señora Gabriela Cob Barboza, presidenta del Automóvil Club de Costa Rica), creo que hay ciertos aspectos que se pueden debatir.

Antes de referirme al artículo de la señora Cob, quiero aclarar que vivo en Cartago, soy chofer y he conducido tanto en bicicleta como en automóvil en el centro de la ciudad y por rutas alternas. Soy consciente de que la construcción de una ciclovía mejora la infraestructura existente y es un beneficio para el cartaginés en general. Pero, al ver esta ciclovía, difiero de su opinión.

En primer lugar, aunque ya han recarpeteado las calles, el trazado en mucho tramos “come” por lo menos la mitad de la calle, con lo que quita medio carril para los automóviles en vías que en ciertas horas suelen ser congestionadas y, si coinciden dos carros en sentido contrario, es un problema para el tránsito fluido (costado norte de la soda Lucas). O bien las construcción no es acorde con la carretera, y los automóviles invaden el circuito, o los ciclistas tienen que detenerse (100 metros al sur del Colegio Universitario de Cartago).

Ahora bien, el ACCR participó en la toma de decisión acerca del trazado y diseño de la ciclovía, tomando en cuenta el criterio de Prugam. Yo no participé en ninguna etapa del proceso, por lo que no puedo expresar criterios técnicos, pero, como ciudadano, debo expresarme en contra de ciertos puntos. Creo que no hay planificación y hay cierta descoordinación ya que el trazado de la ruta parece sacada de la manga.

La señora Cob menciona que se construyó donde los flujos de desplazamientos en la ciudad son mayores, además de que una infraestructura gratuita será utilizada. En primer lugar, efectivamente, los flujos de carros sí son lo bastante grandes como para no hacer la ciclovía en esos lugares (por ejemplo, la calle donde se ubicaba la línea del tren, donde además el arreglo de las vías congestionó las calles aún más). Ya en Cartago, el tránsito de ciclistas no es tanto como en Puntarenas o Guanacaste, donde ese es el medio de transporte ideal, debido a lo llano de la zona. En la noticia del diario hacía referencia a que hay otras zonas que lo requerían más por el tránsito de ciclistas, o que la ruta presenta pendientes pronunciadas, por ejemplo, en una cuesta ubicada en el costado sureste del estadio, dirección sur camino al Proyecto Manuel de Jesús Jiménez. Además, en la noticia señala que su construcción requería un estudio para determinar la demanda.

PUBLICIDAD

En relación con el uso de la infraestructura, no creo que el precio garantice el uso: que no tenga costo al usuario no determinará si la usa. Creo que es la educación vial es la que aumentará y mejorará el uso, sumamente escasa tanto entre ciclistas como choferes. Es común manejar cerca de la ciclovía y encontrarse ciclistas en la carretera, con toda la ciclovía a su disposición, o bien choferes que parquean en ella.

No creo que la ubicación de esta obra sea la mejor y creo que con el estudio la obra hubiera sido de mejor calidad, y, por lo tanto, de mayor alcance. En la noticia se mencionaba la falta de estudios de impacto en las vías. Creo que mucha razón hay en los cuestionamientos, principalmente si se conduce a ciertas horas en la cuidad.

La idea de la ciclovía es excelente. De hecho, si se hubiera destinado para fomentar el turismo a ciertas zonas, como el valle de Orosi, hubiera sido un estímulo muy grande para la provincia.

Ahora bien, ya la estructura está hecha como para lamentarse u oponerse; creo que lo mejor que podemos hacer en Cartago es educarnos para mantener la armonía en las calles y evitar accidentes o lamentables sucesos en nuestras vías.

El éxito de esta obra dependerá del uso, el cual hasta el momento no ha sido el óptimo. Con mejor educación vial, creo que los ciclistas al fin la usarán, y los choferes no parquearán en ella.

Mauricio Pérez Campos. Estudiante de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional

  • Comparta este artículo
Opinión

Ciclovía y educación vial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota