Opinión

EDITORIAL

Modesta recuperación económica

Actualizado el 19 de agosto de 2013 a las 12:05 am

El comercio internacional, que afecta favorablemente las exportaciones de países como el nuestro, repuntará más vigorosamente en las naciones desarrolladas durante el 2014

El índice mensual de actividad económica abortó, aparentemente, las tasas de crecimiento descendentes (ciclo) que venía registrando desde hace más de un año

Opinión

Modesta recuperación económica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un titular aparecido en este diario el viernes anterior señalaba que, según la III Encuesta Trimestral de Negocios Pulso Empresarial 2013, presentada por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), un 65% de los empresarios encuestados no pensaba contratar nuevos empleados en los próximos seis meses. El resultado de la encuesta, en sí, podría interpretarse de manera muy pesimista. Nosotros, sin embargo, tenemos una visión ligeramente más optimista.

La encuesta señala que el índice de confianza del sector empresarial ha venido decayendo desde mediados del 2011, cuando superó el nivel de 6 (10 es el más alto). Hoy, cayó a 4,5 y es la primera vez que desciende por debajo del 5 desde el 2008. Los dirigentes empresariales, preocupados, retiraron el apoyo al proyecto de ley para eliminar las huelgas en ciertos servicios públicos esenciales, aduciendo, entre otras cosas, que no era el momento de intimidar a los inversionistas. El vocero de la Uccaep considera que “temas como las sanciones por huelgas ilegales deben ser aclarados porque existen normas contradictorias que han generado problemas de interpretación”, y “obviamente, los policías no pueden ir a huelga, ni los servicios de salud ni energía”.

Independientemente de las bondades o defectos del proyecto de ley, y de la posición de los dirigentes empresariales ante ella, preocupa la actitud pesimista de los empresarios encuestados, pues hay factores económicos internos y externos que apuntan hacia una dirección más optimista o, por lo menos, de menor pesimismo.

En la economía internacional destaca la noticia ampliamente difundida de que la Unión Europea (UE) superó la recesión para empezar a registrar tasas de crecimiento positivas. No serán muy altas, desde luego, por la profundidad de los desequilibrios fiscales y laborales que enfrentan algunos de sus miembros (España, Grecia, Italia, entre otros), pero las cifras se escribirán de ahora en adelante en negro, según predicciones de la OCDE y del Fondo Monetario Internacional (FMI) reveladas recientemente. Las bolsas de valores en esos países han reaccionado positivamente, reflejando principalmente los efectos sicológicos de la noticia, más que las proyecciones numéricas.

En los Estados Unidos también hay noticias positivas. El crecimiento de la producción rondará este año el 2% real, y las proyecciones del FMI para el 2014 son aún más favorables. Parte de la mejoría se debe al impulso que le ha dado a la producción el Banco de Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés), mediante la compra masiva de bonos e hipotecas, por $85.000 millones mensuales. Las bolsas de valores han reaccionado aún más vigorosamente que en Europa, según muestran algunos índices como el Dow Jones, que sobrepasó los niveles de 15500 puntos en más de una oportunidad. Algo similar ha sucedido en Japón y otros países desarrollados, y hasta las expectativas de crecimiento para el 2014 en los países emergentes y en desarrollo son bastante positivas.

PUBLICIDAD

El comercio internacional, que afecta favorablemente las exportaciones de países como el nuestro, repuntará más vigorosamente en las naciones desarrolladas durante el 2014. La tasa de crecimiento de sus importaciones será de un 5.5% (3,5% en el 2013), y las exportaciones de los países en desarrollo subirán un 6,5% ese mismo año, según proyecciones del FMI. Esas mismas tendencias empiezan ya a manifestarse en Costa Rica. De acuerdo con las informaciones del Banco Central, el sector industrial se ha recuperado y, en particular, las empresas ubicadas en los regímenes de zonas francas. El ingreso de turistas también ha visto un repunte, aunque la ocupación no haya mejorado sustancialmente. Por su parte, el índice mensual de actividad económica que calcula el Banco Central abortó, aparentemente, las tasas de crecimiento descendentes (ciclo) que venía registrando desde hace más de un año, para exhibir un repunte por encima del 2,75% anual en mayo y junio del 2013.

Sabemos que dos mediciones, aunque sean continuas, no necesariamente encarrilan una tendencia. Como dice el refrán, una golondrina o dos -en este caso- no hacen verano, pero hay otros elementos internos, además de los externos, que entibian el panorama: las tasas de interés para los préstamos en colones han bajado; se eliminó la restricción impuesta al crédito para el sector privado; se derogaron los encajes a los depósitos bancarios para la construcción de vivienda; se establecieron programas crediticios con tasas fijas por ocho años para vivienda (aspecto que cuestionamos en algunos aspectos en otro editorial) y, sobre todo, las proyecciones de crecimiento real del propio Banco Central son más favorables para el 2014 (3,6%) que para este año (3%), según su Programa Macroeconómico. Así las cosas, quizás convenga a los empresarios, liderados por sus dirigentes aglomerados en la Uccaep, empezar a ver el panorama con un poquito más de optimismo. De ellos depende la inversión y la generación de empleo.

  • Comparta este artículo
Opinión

Modesta recuperación económica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota