Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 17 de mayo de 2016 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Buses sin lector de cédula

Adultos mayores abordan por la puerta trasera

Los choferes de los buses de la empresa 51-53, de los barrios Pinto y Carmiol, en San Pedro de Montes de Oca, nos piden a los adultos mayores que entremos por la puerta trasera porque carecen de los aparatos para registrar las cédulas. Merecemos  más  respeto.

Herman Aguilar Segura

Monterrey de Montes de Oca

Gestión en el Popular

El viernes 13 de mayo fui con mi compañera sentimental a la sucursal del Banco Popular en San Isidro de Coronado para actualizar los datos personales y solicitar un usuario para que ella haga consultas electrónicas. Entre los requisitos, solicitaron copias de los recibos de agua y de luz de este mes, pero la persona que nos atendió dijo que la dirección en ellos no era clara, por lo que no hizo el trámite que solicitábamos. Nos fuimos a otra sucursal y ahí sí realizaron la gestión sin ningún inconveniente. No entiendo por qué en la oficina de San Isidro no pudieron llevar a cabo el trámite.

Jesús Molina Martínez

San Isidro de Coronado

Mapa empresarial

Por primera vez, el país cuenta con un mapa empresarial que muestra  su  verdadera cara, independientemente del nivel de formalización de  la  empresa. Según el Observatorio de Mipyme, la  mayoría de las empresas costarricenses se dedican al comercio al por menor (55.029 no formales y 17.688 formales). Las  pulperías, los abastecedores y los supermercados ocupan los primeros lugares, seguidos de las farmacias.

El siguiente gran sector empresarial es el de servicios, compuesto, en gran parte, por las empresas de alimentos y bebidas, seguidas por los servicios estéticos y de lavado de vehículos. Por eso, los esfuerzos deben orientarse a todo tipo de empresas, no solo a las que califiquen como pymes.  La  prioridad deben ser las existentes, sin que importe su nivel de formalidad.

En un país con un desempleo de casi el 10%, el apoyo a las personas que emprenden debe considerarse una estrategia para mejorar la equidad. Trámites ágiles, financiamiento flexible, acompañamiento e innovación, deben estar disponibles.

Ahora, las pulperías parecen tan sofisticadas como las empresas exportadoras, por haberse convertido también en centros de servicios de telecomunicaciones, banca y salud. Es indispensable un mejor ecosistema de negocios, tanto para  la  pulpería como para  la empresa aeroespacial.

Lizette Brenes Bonilla

Catedrática de la UNED

No hubo robo de agua

En respuesta a la denuncia del señor Álvaro Rojas González ( Cartas, 23/4/16), el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) aclara que tiene control sobre los hidrantes del sistema del acueducto nacional que administra, los cuales solo pueden ser manipulados por los bomberos, para la atención de incendios, y el AyA para atender la distribución de agua hacia las comunidades que presentan faltantes por el verano que ha afectado al país.

En el caso de Ciudad Colón, el AyA utiliza empresas particulares para cargar los camiones cisterna y llevar agua potable a las comunidades de Quitirrisí de Mora, a diferentes poblados durante una emergencia, o bien, a Santiago de Puriscal y barrios vecinos. En cada uno de los cisternas va un funcionario de la institución para certificar que el servicio se realice acorde con los términos de las contrataciones y el uso propuesto.

Maritza Alvarado Granados

Comunicación Institucional, AyA

Mujeres de verdad

El artículo de don Mario Madrigal   Las mujeres de verdad ( Opinión, 15/5/16)  es hermoso y vigoroso. Es de los más cercanos al corazón que he leído de los muchos que ha publicado el autor.

Ese mundo de  nobleza campesina que recuerda se acabó. Yo lo viví muy de cerca cuando niño y me conmueve recordar  la actitud valerosa, fuerte, paciente y perseverante en el correcto vivir de aquellas mujeres y de sus esposos e hijos. También recuerdo que de cuando en cuando aparecía la desdicha familiar del alcohólico. Pero aquellas mujeres ¡claro que eran de verdad! Debían luchar en condiciones muy adversas. Su gran fe religiosa era su mayor baluarte y el ejemplo de sus propias madres.

Hoy sigue habiendo, también,  mujeres de verdad,  ¡cómo luchan! Pero en muchos aspectos suelen tener mejores medios para enfrentar su vida y la de los suyos. A los varones nos queda la dicha de ser, con la que nos aceptó,  su compañero que recibe su apoyo; con la dicha de  ayudarla y amarla hasta que la muerte nos separe.

Guillermo Malavassi Vargas

Curridabat

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota