Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 15 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Trabajos pendientes

Calle a Turrialba carece de demarcación

Desde hace un par de años, el Conavi efectúa obras en la carretera que va de Cartago a Turrialba. Sin embargo, ni demarcan la calzada ni instalan captaluces (“ojos de gato”). El trayecto entre Cartago y Birrís de Cervantes es muy peligroso cuando hay neblina por sus muchas curvas, falta de alumbrado público y el tránsito de gran cantidad de camiones pesados.

Fabián Cerdas Quesada

Turrialba

Sueños de siempre

Canal 7 obsequia casas a personas de escasos recursos y con necesidades apremiantes, con ayuda económica de la población. Es una acción muy loable, pero, en ciertos casos, lo más conveniente es trasladar a estas personas a una institución donde reciban cuidado.

Por ejemplo, si una señora mayor, madre de hijos discapacitados, fallece, ¿quién velaría por su familia? Lo mismo sucede a ancianos que ya están en edad de que alguien vele por ellos en una institución. Estos y muchos otros casos deben ser estudiados para saber si darles una casa es lo más conveniente.

Yamilette Gutiérrez C.

San José

Dinero público

En diciembre, las personas que nos dedicamos a lo propio pasamos congojas económicas porque no tenemos aguinaldo, debemos pagar el marchamo, el impuesto sobre la renta y si hemos tenido algún empleado, cancelarle el aguinaldo. En el periodo fiscal 2015 se paga el impuesto sobre la renta a partir de un ingreso mensual de ¢293.500, mientras un asalariado lo hace desde los ¢793.000.

La verdadera apreciación desafortunada del ministro de Comunicación fue afirmar que los gastos del viaje a Cuba –que yo calculo en unos ¢50 millones– no afectan las finanzas públicas.

Si eso es así, entonces, que me regalen un aguinaldo, que no me cobren el impuesto sobre la renta y tampoco el marchamo, pero, en especial, que le devuelvan los impuestos indirectos a los trabajadores más humildes.

Los funcionarios deben hacer conciencia para no desperdiciar ni un cinco del dinero público y trabajar cada minuto de sus horarios. De lo contrario, estarán desperdiciando los impuestos que con tanto sacrificio pagamos todos los costarricenses.

Mariano Borbón Castro

Heredia

Acreditación superior

En la edición de La Nación del 13 de diciembre, el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes) publicó un largo listado de carreras universitarias, bajo el título “Carreras que prometen”. Estas son las que han superado positivamente la verificación de calidad. Eso quiere decir que están contratando profesionales con formación en didáctica universitaria o que tienen programas obligatorios y permanentes en esa disciplina para quienes no tienen dichas competencias. Esto último podría ser un problema si dichos docentes evalúan aprendizajes, sin saber de evaluación ni de aprendizaje.

Carlos Masís Acosta

Cartago

Regular nuevo seguro

En este año, dos empresas aseguradoras comenzaron a comercializar los llamados seguros de caución, los cuales servirían como garantía del banco o institución financiera que coloca créditos hipotecarios. Esta garantía se pacta mediante un contrato entre el comitente (banco), la compañía aseguradora y el cliente sujeto a la obligación.

Actualmente, se discuten en la Procuraduría General de la República aspectos legales de la ley de fidelidad de 1931, la cual permitiría a las instituciones aseguradoras ofrecer fianzas, además de contratos de seguros. Esta póliza garantiza al banco el cumplimiento de la obligación por parte del tomador, a la vez que es un respaldo para este, ya que no consume su crédito financiero mientras mantiene una cobertura de seguro de caución.

La Superintendencia General de Seguros y la Superintendencia General de Entidades, entre otras instituciones, deben establecer los lineamientos comerciales de los seguros de caución, de crédito y valuación de bienes inmuebles para no inflar un sector del mercado que actualmente no está regulado con detalle y para que tampoco se abran portillos que resulten dañinos para la economía de Costa Rica.

Gustavo Quirós Calderón

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota