Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 20 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sin atención en la Caja

Petición de estudio

El 17 de octubre del 2013, dejé en el Departamento de Inspección de la Caja Costarricense del Seguro Social una petición de estudio del subsidio por incapacidad y maternidad que se me estaba pagando, ya que mis salarios habían sido incorrectamente reportados. El 14 de enero, nuevamente, dejé un escrito en Inspección, solicitando respuesta a la carta del 17 de octubre.

El 24 y 31 de enero dejé nuevas gestiones en la Gerencia Financiera que, en vez de resolver, envió mi gestión a la Subárea de Prestaciones, donde contestaron exactamente lo mismo: que acudiera a la Dirección de Inspección.

En síntesis: ignoran los documentos originales que entregué emitidos por mi patrono donde constan los salarios correctos, irrespetando mi derecho al estudio correspondiente, me someten a una tramitología interminable para que unos digan que “no les toca resolver” y otros no respondan. Supongo que esa es la igualdad y solidaridad que dice tener la CCSS en sus principios filosóficos.

María Isabel Sánchez García

San José

Vandalismo en el estadio

Nuevamente, se dieron gusto el vandalismo, irrespeto y pésima educación. Esta vez, el bochornoso espectáculo lo dio “La Doce”, esa barra que organiza, transporta y financia la Liga Deportiva Alajuelense, el equipo de mi simpatía desde hace años. Ellos se trasladan en buses con escolta de la Policía de Tránsito, con sirena puesta y van sentados en las ventanas con el torso fuera del bus.

Un partido de fútbol no es un acto privado, es un acto público donde tiene que prevalecer el orden, y es responsabilidad del Estado. “No vaya al estadio, so pena de terminar en el hospital o garroteado y asaltado”.

Rodolfo Borbón S.

San José

Postergación del clásico

Por la seguridad y la imagen internacional de Costa Rica, antes y durante el Campeonato Mundial Femenino Sub-17, y en vista de los eventos ocurridos el pasado 16 de febrero en el Estadio Nacional, considero que debe valorarse la importancia de postergar el clásico entre la Liga y Saprissa, hasta después de terminado el mundial.

Es cuestión de buen juicio, evitar que nuestra imagen y credibilidad internacional se dañen con otro espectáculo de violencia, en nuestro máximo escenario deportivo.

PUBLICIDAD

Alia Sarkís Sabed

San José

Aumento de salario

El miserable aumento de ¢430 en los salarios públicos es un insulto para los empleados del Estado. ¿Por qué no decretar este mismo aumento para los diputados y para todos los dirigentes de alto rango? Estas odiosas diferencias indican que, a pesar de que la Constitución lo establece, en la práctica no somos iguales ante la ley. Se avecina una huelga que por sus dimensiones puede dejar muy mal parado al país. La lógica indica que se debe negociar inteligentemente, para no enfrentar un movimiento que paralice Costa Rica.

Johnny Díaz Pérez

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota