Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 30 de diciembre de 2013 a las 11:55 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gracias a los ‘Scouts’

Recolecta para Teletón

Gracias al noble y generoso pueblo de Costa Rica y con el extraordinario aporte de la Benemérita Asociación de Guías y Scouts, que recolectaron ¢126 millones, recogidos en una verdadera operación hormiga por todo el país, se llegó a la meta de los ¢700 millones, para el Hospital Nacional de Niños. Felicitaba yo a un scout por la magnífica labor llevada a cabo y he aquí lo que me dijo que ellos solo estaban cumpliendo parte de su Promesa Guía-Scout, que dice así:“Por mi honor y con la gracia de Dios, prometo hacer todo lo posible para cumplir mis deberes para con Dios y la Patria, ayudar al prójimo en toda circunstancia y cumplir fielmente la ley Guía-Scout”.¡Misión cumplida, muchachos!

Miguel Ángel Ramírez Quesada

Grecia, Alajuela

Respuesta a carta

Para que me comprenda el señor Juan M. Rojas B., ciudadano de San Ramón: en su carta publicada en La Nación, el 22 de diciembre del 2013, le informo que en la página electrónica del Consejo Nacional de Concesiones puede encontrar información oficial sobre el tema. Verá que el proyecto se diseñó como una concesión cuyo objeto era la ampliación, rehabilitación y mejoramiento de la autopista General Cañas, además del tramo de la carretera Bernardo Soto comprendido entre el aeropuerto Juan Santamaría y el Río Poás y, finalmente, la rehabilitación y mejoramiento de la Carretera Bernardo Soto en su tramo del Río Poás a San Ramón.

De lo anterior se deduce que no se trataba de un proyecto de afectación cantonal pues comprendía el corredor desde San José hasta San Ramón. Sin embargo, actuando en forma unilateral e inflexible, el Foro Nacional y sus seguidores obligaron al Poder Ejecutivo a suspender y, finalmente, terminar, el contrato de concesión con OAS. Por ello, el Foro es corresponsable de lo sucedido y, como, tal debe rendir cuentas al país pues el proyecto era viable con los cobros de los peajes y otras condiciones contractuales renegociables.

Egidio Vargas Durán

Santo Domingo de Heredia

Reportaje de ‘La Nación’

Deseo agradecer al periodista Alberto Barrantes, y al periódico La Nación , por su reportaje del sábado 26 de octubre, en el que trató la temática del desempleo de las personas con discapacidad. Gracias a esta nota, mi hijo, Jeremy Chacón Bermúdez, técnico en Telemática y persona sorda, obtuvo una oportunidad laboral en la empresa Siemens.

PUBLICIDAD

Espero que sigan tratando este tema porque hay personas que son discriminadas por tener alguna discapacidad, cuando lo cierto es que muchas estudian, se preparan y son capaces de trabajar. ¡Que Dios los bendiga!

Hazel Bermúdez

Guadalupe.

Calles reparadas

¡Qué diferencia las calles de Tibás! Ya era hora de que las repararan y pudiéramos andar en carro sin caer en los huecos que, más bien, parecían cráteres. Espero que ahora la Municipalidad de Tibás les dé un mantenimiento adecuado.

Anibal Rafael Lira

Cuatro Reinas de Tibás

Idioma costarricense

Siempre he apoyado que la defensa de “lo nuestro” es vital y entrañable y he inculcado a mi familia las costumbres y tradiciones que tenemos. Personalmente hablo de “vos”, pero siempre he rebatido ese “legado”, el cual veo que algunos consideran que está casi escrito en piedra. Siempre me pregunto, ¿por qué critican a quienes desean usar el “tú”, si lo que dicen no afecta lo que desean expresar?

He escuchado tachar de “ridículos” a los tuteadores, y de “polos” a los que hablan solo de “usted”; pero, lo que me viene a la cabeza, es que estos críticos de nuestra lengua están omitiendo un pequeño detalle: en Costa Rica tampoco somos dueños del español. Más aún, ni siquiera la Real Academia de la Lengua Española es tan inflexible. Por consiguiente, no se debería cuestionar la forma de hablar de otros o, más puntualmente, no se debería cuestionar la comodidad de otros al hablar si no se afecta la comunicación en ningún detalle.

Evelyn Cermeño

San José

El ‘Cuarto Mundo’

Soy guanacasteco y vivo en el Cuarto Mundo. Guanacaste es un territorio olvidado: aquí no disfrutamos del nivel de desarrollo humano alcanzado en el Valle Central, algo que se puede comprobar fácilmente, ahora que viene a pasar sus vacaciones.

Los hospitales son de una categoría inferior tanto que, en algunos días, a partir de las cuatro y treinta, no hay especialistas en áreas como cardiología (ojalá que no le dé un infarto a las 5 p. m.). Los taxistas no usan el taxímetro y cobran cuanto les place. Autobuses destartalados, sin horario fijo, circulan repletos y parando cada cien metros, de modo que viajar de un pueblo a otro resulta una odisea de la que el mismo Ulises desertaría.

PUBLICIDAD

En Liberia, las calles “asfaltadas” se extienden solo en un radio de 800 metros en torno al parque. Cuando un semáforo se daña, tardan meses en repararlo. El desempleo es rampante, y las opciones para un trabajo se circunscriben al sector turismo, la construcción y la agricultura, con salarios que, rara vez, alcanzan el mínimo de ley. Es urgente un plan de inversión pública y privada que ponga a esta provincia al nivel del resto del país, pues la anexión voluntaria no fue para vivir donde habita el olvido.

Guillermo Benavides Ruiz

Abogado

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota