Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 17 de julio de 2013 a las 12:05 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Suspensión del crédito

Falta de préstamos daña la economía

Con la medida presidencial de suspender los préstamos en ciertas entidades financieras, como la Caja de Ande, los trabajadores de la construcción pierden sus empleos. También merman las compras en las ferreterías y depósitos y los trabajadores de las entidades financieras dedicadas a vivienda resultan innecesarios. Los educadores, además, no pueden comprar o arreglar sus casas. Este es un vivo ejemplo del mal gobierno, que toma medidas sin analizar las consecuencias.

Jorge Bernal Villalta Mora

San Francisco de Dos Ríos

Documento extraviado

El 22 de mayo me presenté en la oficina de Correos de Costa Rica, frente al Club Unión, para hacer el trámite de cambio de placas. Luego de múltiples gestiones, los funcionarios perdieron el entero bancario requerido para el trámite ante el Registro y no aceptan responsabilidad por lo sucedido. No me devuelven el documento ni me reintegran su valor. En este momento me encuentro con mis placas viejas y sin poder realizar el trámite por otros medios.

Manuel A. Fonseca Murillo

La Trinidad, Moravia

Cine en Real Cariari

Soy cliente frecuente de CCM Cinemas, específicamente de los cines de Plaza Real Cariari, y he observado desmejora en su calidad. El sábado 6 de julio, acudí con mi familia a tanda de 9:20 p.m. y había largas filas para todo, descuido en los servicios sanitarios y suciedad en los pisos de las confiterías.

Edwin A.Vega Ureña

San Antonio de Belén

Popularidad presidencial

Aunque muy reveladora, la encuesta de Unimer para La Nación sobre la popularidad de la Presidenta no parece sorprender a nadie. No recuerdo nivel de descontento igual; ni siquiera semejante. Llamó la atención que quisiera aprovechar el milagro que dichosamente sanó a una costarricense y “disparó” a Juan Pablo ll hacia la santidad, para tratar de minimizar las críticas a su mala gestión. Un consejo, doña Laura: ore mucho y arrepiéntase de sus terquedades y quizás Dios también le conceda el milagro de mejorar su imagen.

Vicente Saborío Carballo

Bo. Brasil, Alajuela

Indefendible

He leído con asombro el artículo de la periodista de la Aresep Ana Carolina Mora, titulado “Corrección de un error”. Según ella, la equivocación a favor del poderoso grupo de gasolineros más bien fue a favor del usuario. Claro, no es fácil defender a esa institución, que sangra el bolsillo de la mayoría del pueblo trabajador de este querido país. Por un error como ese que usted trata de minimizar, el pueblo brasileño ha puesto a su gobierno a hacer enmiendas.

PUBLICIDAD

Luis Lara Rojas

Sarchí

Mejor la competencia

Asistí al negocio Autodecoración, ubicado en Palmares, Alajuela, para instalarle unos bota aguas al carro. Me dijeron que debía pagar la mitad por adelantado para que los fabricaran. Luego de varios días, llamadas y visitas, no los tenían listos por lo que fui a la competencia, donde en menos de una hora los fabricaron e instalaron.

Manuel Rojas Vásquez

Palmares

Indignada por publicidad

Quedé indignada al leer la publicidad del Grupo Q para uno de sus autos: “El que llega primero se levanta más güilas”, “papi es papi”, “juega rudo”. Increíble que haya un publicista con una idea tan “brillante” y una compañía que avale ese mensaje. ¡Cuanta violencia sexual y menosprecio hacia la mujer!

Eva Somogyi Pérez

San José

Fecundaciónin vitro

Es una lástima que el señor arzobispo se valga de la ocasión y de su investidura para confundir. Un milagro es siempre un regalo que sobrepasa nuestro entendimiento, y, debido a que no tiene explicación alguna, lo aceptamos con fe todo los que queremos, nos alegramos y le damos gracias a Dios. Sin embargo, eso jamás debería ser utilizado para llevar agua a su molino, y, mucho menos, en un tema como el de la fecundación in vitro.

Victoria Eugenia Rodríguez

Moravia

Retroceso en clínica

La clínica de la CCSS en San Pedro de Poás rebasó su capacidad de respuesta a la demanda de servicios . El 10 de julio experimenté en carne propia la negación del servicio cuando presenté mis documentos para la atención de mi hijo. Ya no quedaba espacio. Implementaron un sistema de digitalización de expedientes, pero la entrega de la orden y el carné es más lenta que cuando lo hacían en forma manual. En ocasiones anteriores, en espacios más lejanos de la fila, me atendieron sin problemas. Resultado: la indiferencia frente a mis derechos como asegurado y la falta de atención de salud básica para un niño. Percibo que la calidad de los servicios va en franco retroceso a pesar del personal existente. El modelo actual de esa clínica –y sé que el de muchas más– está agotado. Respetuosamente insto a las autoridades de la Caja a revisarlo para mejorar, toda vez que dejar de pagar el seguro de salud no es una opción para el asalariado y tampoco es esa la pretensión.

PUBLICIDAD

Carlos Jiménez Murillo

Poás, Alajuela

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota